El juez les da una esperanza a los padres obligados a desconectar a su hija «para que no sufra»

La pequeña Tinslee Lewis está a punto de cumplir su primer año de vida este mes de febrero y, aunque ha pasado mayor parte de sus días conectada a una máquina de soporte vital, su familia se rehúsa a dejarla partir.

El caso de esta niña de Texas, Estados Unidos, es bastante complicado y ha desatado una batalla legal entre el Centro Médico Cook Children’s y su familia de Tinslee Lewis. Estos últimos no pierden las esperanzas y confían en que un milagro pueda llegar a la vida de la bebé.

Sin embargo, en el mes de noviembre, los médicos habían ganado el permiso de un juez para desconectarla, tras alegar que esta sufre y que “nunca mejorará”.

De este modo, a los padres de Tinslee casi los obligan a desconectar a su hija del soporte vital, después de que el Centro Médico lograra el permiso.

Pero la historia ha dado un vuelco estas semanas y una decisión de la corte de apelaciones logró retrasar el fallo anterior del juez que otorgó el permiso al hospital.

Esta ha sido una gran noticia para la madre de Tinslee, Trinity Lewis, y para todos los defensores de la vida de esta pequeña.

«Esto nos da muchas esperanzas para Tinslee. Esta es una oración contestada», dijo Kimberlyn Schwarts, portavoz de Texas Right to Life, que ha estado abogando por Tinslee y su madre.

Esta niña nació con la anomalía de Ebstein, un problema en su válvula tricúspide que separa la aurícula derecha del ventrículo derecho, y su condición cardíaca es irreversible.

Además de esta afección, la pequeña también sufre de una enfermedad pulmonar crónica y de presión arterial alta crónica severa, y ha estado con un respirador desde el mes de junio, tras sufrir un paro respiratorio.

Hasta el momento, la pequeña Tinslee no ha dado signos de progreso, pero su familia se niega a perder la esperanza.

«Ella ha llegado hasta aquí. Sé que continuará luchando por su vida», dijo Trinity Lewis.

Por su parte, los médicos han alegado haberse encariñado también con la niña y por eso mismo el centro de salud ha hecho lo posible porque la familia «entre en razón”, argumentan que no deben dejar que sufra más.

«En los últimos meses, se ha hecho evidente que su salud nunca mejorará. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, su condición es irreversible, lo que significa que nunca será curada.

Sin tratamiento para mantener la vida, su condición es fatal. Pero lo más importante, sus médicos creen que está sufriendo», fue uno de los alegatos presentados por el Centro Médico al juez.

Save Baby Tinslee

Update: A court granted more time to Baby Tinslee but the fight is not finished. We must end the 10-Day Rule. Contact your state legislators here to protect patients like Tinslee: https://www.texasrighttolife.com/end-the-10-day-rule/URGENT: Please call Cook Children's immediately! They're scheduled to pull the plug on 9-month-old Baby Tinslee on Sunday! Call Cook Children’s, ask to speak to administrator Stan Davis, and tell him to save Baby Tinslee Lewis! 682-885-4000 or stan.davis@cookchildrens.orgRead more about Tinslee here: https://www.texasrighttolife.com/urgent-cook-childrens-to-pull-plug-on-9-month-baby/

Publiée par Texas Right to Life sur Samedi 9 novembre 2019

La madre se siente satisfecha de que el juez haya dado a su hija el derecho a continuar con vida y que sea ella quien en su momento pueda decidir qué pasará con Tinslee. Sólo esperamos que este caso pueda tener un buen desenlace para todos y mientras nos unimos a las oraciones por un milagro para Tinslee.

Comparte esta historia y coméntanos cuál crees que sería un final justo para esta situación. Sabemos que el asunto es difícil para todos porque se trata de una vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!