El devastado padre de los gemelos fallecidos en su auto busca comprender la causa del accidente

El pasado viernes 26 de julio Luna y Phoenix, de un año, fueron hallados sin vida en el interior del auto en el que se trasladaban con su padre Juan Rodríguez, de 39 años.

Él se dirigía a su lugar de trabajo en el Centro Médico James J Peters VA en El Bronx, Nueva York, olvidó dejar a sus hijos en la guardería y continuó su trayecto. Se bajó del auto a cumplir con su jornada de trabajo, regresó ocho horas después y tras conducir unos minutos notó la presencia de los niños.

Lamentablemente era demasiado tarde, ambos habían fallecido. La noticia causó conmoción en Estados Unidos y el mundo.

Supuse que los había dejado en la guardería antes de ir a trabajar. ¡Me quedé en blanco!”, dijo Jorge devastado.

Marissa Rodríguez, esposa de Juan y madre de los niños, compareció ante los medios de comunicación asegurando que a pesar de sufrir un accidente tan trágico y doloroso sigue amando a su esposo.

“Nunca se perdonará a sí mismo por este error”, comentó. Ella reiteró que está decidida a apoyarlo porque a pesar del dolor sabe que es una buena persona y que sería incapaz de hacerle daño a sus hijos de manera intencional.

“Amo a mi esposo, es buen hombre y padre. Necesitamos mantenernos unidos para poder superar esta experiencia tan dura y dolorosa”, dijo Marissa.

Cuando Jorge compareció ante el tribunal ella lo acompañó abrazándolo y expresándole su apoyo, igual que su madre. Además, acudieron decenas de miembros de su familia para animarlo.

En un emotivo vídeo se aprecia cómo al momento de salir lo esperaron para manifestarle su apoyo con mensajes y aplausos.

Juan Rodríguez busca la forma de comprender cómo pudo haber dejado a los gemelos en el interior del auto sin estar consciente de ello. Ha sido acusado de homicidio involuntario y negligencia, está en libertad después de pagar una fianza de 100.000 dólares.

Le dijo a un amigo cercano que no podía entender cómo había olvidado dejar a sus hijos en la guardería, juraba que lo había hecho. “En su mente él sí los llevó al centro de cuidado infantil”, dijo Alfredo Angueira, amigo de Jorge.

El domingo, Juan se comunicó con David Diamond, un profesor de psicología que estudia el motivo por el cual algunos padres olvidan a sus hijos en el interior del auto.

“Él pensó que era la única persona a la que le había pasado esto”, dijo en una entrevista el psicólogo.

Le explicó al devastado padre que cientos de personas habían pasado por lo mismo, les ha ocurrido a médicos, maestros, a numerosos padres obteniendo resultados fatales.

Desde las últimas dos décadas, aproximadamente 440 niños en todo el país han fallecido por golpes de calor al ser olvidados en el interior de un auto, el psicólogo asegura que las causas no están asociadas a falta de amor de los padres sino al mal funcionamiento de la memoria humana.

Juan está luchando por sobrellevar el duelo de haber perdido para siempre a sus dos pequeños hijos a causa de su error mientras recibe el apoyo de sus seres queridos en un proceso tan duro. Compartamos nuestro apoyo a la familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!