Habla la madre de los gemelos fallecidos al ser olvidados por su padre dentro del auto

El pasado viernes en la tarde se dio a conocer la lamentable noticia del fallecimiento de unos gemelos que fueron olvidados por su padre durante ocho horas en el interior de su auto.

Los bebés de un año, Luna y Phoenix, fueron dejados por su papá, Juan Rodríguez, de 39 años en el auto mientras se dirigía a su trabajo en un hospital en El Bronx, Nueva York.

De acuerdo con la información del Servicio Nacional del Clima, ese día la temperatura era de 26 grados centígrados.

Juan Rodríguez se trasladó a su trabajo, al Centro Médico James J Peters VA en su Honda Accord en horas de la mañana, debía dejar a sus hijos en la guardería antes, pero lo olvidó.

Regresó al auto un poco antes de las cuatro de la tarde y condujo durante aproximadamente diez minutos hasta que se dio cuenta de que sus hijos estaban en el asiento trasero.

Tras el dramático hallazgo, gritó con desespero, así que un transeúnte alertado por la angustia del hombre llamó al 911.

Supuse que los había dejado en la guardería antes de ir a trabajar. ¡Me quedé en blanco!”, dijo el padre.

La policía y los servicios de emergencia llegaron al lugar de inmediato para atender a los bebés, pero lamentablemente no lograron sobrevivir.

Juan, vive con su esposa Marissa Rodríguez, y madre de los gemelos y otro hijo. Además, tiene dos hijos de un matrimonio anterior.

Sus amigos y vecinos lo describen como un buen padre, “siempre hacía actividades con los niños. Siempre estaba jugando en el patio. Tuvieron un gran campamento el fin de semana pasado, con tiendas de campaña en el patio trasero. Siempre jugaba a la pelota o al baloncesto con su hijo mayor”.

“Él siempre ha estado allí para sus hijos. Siempre. Esto es solo un accidente horrible”, dijo un amigo de la familia.

Marissa se ha comprometido a apoyar a su esposo, “Nunca se perdonará a sí mismo por este error”, dijo ella. Describió lo que había pasado como “su peor pesadilla”.

Su esposo fue acusado por las autoridades. “Este fue un accidente horrible y necesitamos estar juntos para superar esto”, comentó Marissa.

Luna y Phoenix fueron hallados sin vida el viernes en el interior del auto de su padre, trabajador social y soldado que sirvió a su país en Irak. Se declaró inocente de los cargos presentados en su contra.

“Aunque me duele más de lo que nunca imaginé, todavía amo a mi esposo. Es una buena persona y un gran padre y sé que nunca hubiera hecho nada para lastimar intencionalmente a nuestros hijos”, relató la madre.

Asimismo, Marissa pidió privacidad para que pudieran llorar y estar presentes para cuidar a sus otros dos hijos.

Juan se desplomó, y rompió en llanto en los brazos de su esposa en el Tribunal Penal del Bronx el sábado después de comparecer y pagar una fianza de 100.000 dólares.

Estaba vestido con el mismo atuendo que llevó a su trabajo el viernes, el día del lamentable incidente. El fiscal detalló que el cuerpo de los bebés alcanzó una temperatura de 42 grados centígrados.

Joey Jackson, abogado defensor de Juan Rodríguez, declaró: “Esta es una tragedia de proporciones horribles”.

La madre de Juan y otros 50 familiares asistieron al Tribunal para apoyarlo en su primera comparecencia, ella comentó a un medio de comunicación que están devastados y que teme por la salud mental de su hijo.

Compartamos un mensaje de solidaridad con esta familia en un momento tan duro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!