Difunde la reacción de una repartidora al leer la advertencia sobre su hijo enfermo

La vida de Mónica Salinas ha cambiado un poco en la última semana, después de que su pequeño gesto de humanidad se hiciera viral tras la publicación hecha por unos padres agradecidos.

La historia que protagoniza esta trabajadora de Amazon y una joven familia de Nampa en Idaho, Estados Unidos, es realmente uno de las más bellas demostraciones de solidaridad genuina en tiempos de crisis.

Mónica es repartidora de Amazon pero además una persona de fe y enamoró a todos en un hermoso vídeo, en el que se le observa orando en la entrada de una casa antes de entregar un paquete. La razón de sus oraciones: un pequeño anuncio en la puerta advertía sobre la presencia de un niño necesidades médicas.

«Había una nota y decía que la comida de su bebé era esencial, y cada vez que veo esa nota, me toca el corazón», dijo Salinas.

La casa es la residencia de Derek y Raquel Pearson, quienes tienen a un pequeño de 8 meses llamado Lucas y que sufre de problemas cardíacos y dificultades para comer.

Por ese motivo, desde que inició la pandemia los padres han extremado los cuidados del niño y hacen todo lo posible por quedarse en casa y mantenerse a salvo.

Las complicaciones respiratorias que provoca el COVID-19 podrían ser fatal para Lucas quien además necesita de una dieta estricta.

Derek y Raquel suelen comprar todo en línea y con envío directo a casa.

«Necesita espesantes especiales para poder comer, de lo contrario aspira su leche, por lo que realmente dependemos de obtener todos estos suministros en línea para que no tengamos que salir a la tienda y traer un virus a casa. Sólo queremos minimizar la exposición al coronavirus«, dijo Raquel.

Como estos productos son realmente importantes para la vida de Lucas, la familia encontró una manera muy dulce de agradecerle a todo el personal de reparto que llega a su casa.

Raquel colgó un pequeño cartel en la entrada de su casa para expresar a todos su agradecimiento por tan noble trabajo.

«Gracias por entregar nuestros paquetes de comida. Tenemos un bebé con necesidades médicas y los repartos en línea son esenciales para su salud. Estás ayudando a mantener a nuestro hijo vivo y sano», se lee en el letrero.

Esto conmovió a Mónica, quien no pudo evitar alzar una oración al cielo por el pequeño.

“Simplemente me detuve para hacer lo que mi corazón me dijo que hiciera, rezar por el bebé y por los padres, porque eso debe ser muy doloroso para todos ellos ver a su bebé herido y luchando. Recé para que puedan pasar otro día, un día a la vez», reveló.

La cámara de seguridad en la entrada de la casa registró el hermoso momento y Rachel fue la primera en observar lo que sucedía. El gesto de Mónica simplemente la emocionó y llenó de gratitud.

“Noté que ella estaba parada allí, y realmente no me di cuenta de lo que estaba haciendo hasta que la vi haciendo la señal de la cruz. Estaba como ‘Oh, Dios mío, ella estaba orando’”, dijo Raquel.

Esta madre agradecida decidió compartir la grabación en las redes, junto a unas breves palabras para esa mujer desconocida que tuvo tan bello gesto con su hijo.

De inmediato, la publicación de Raquel se hizo viral y el mundo ha quedado cautivado con tan bella muestra de humanidad, tanto de la familia como de la trabajadora desconocida.

Tras darse a conocer el vídeo, el nombre de Mónica salió a la luz y las felicitaciones y palabras amables no han parado de llover en la vida de la trabajadora.

Ahora el teléfono de Salinas no para de sonar: «La gente comenzó a llamar como loca. Dicen cosas como ‘¿Te detuviste y rezaste en una casa?’, ¡Y yo respondo siempre que sí», relata la mujer.

Este hermoso acto de solidaridad entre extraños debería demostrarnos que toda esta pandemia podría superarse juntos. Comparte esta historia y contagia al mundo con buenas noticias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!