Decenas de personas se quedan atrapadas en un parque clausurado por la pandemia

Mientras el resto del mundo atraviesa por la crisis sanitaria más terrible del siglo, China, el lugar donde inició la pandemia, ha comenzado a levantar el bloqueo en diferentes ciudades e intentan retomar la normalidad.

Sin embargo, el asunto no ha sido bien visto por la comunidad internacional ante el peligro de que las aglomeraciones den pie a un nuevo brote.

Este asunto parece haberse salido de control el fin de semana pasado, después de que autoridades locales ofrecieran entradas gratuitas a diferentes sitios para incentivar nuevamente el turismo.

No obstante, el resultado fue avasallante y en la ciudad de Huangshan más de 20.000 personas inundaron la famosa montaña amarilla.

La popular cadena montañosa había estado sin operaciones por poco más de un mes, después de que autoridades cerraran sus puertas el 21 de febrero a causa del confinamiento impuesto por el coronavirus.

Pero en días pasados, los Funcionarios de la ciudad de Huangshan anunciaron que todos los residentes de Anhui podían acudir a este y otros atractivos turísticos de modo gratuito durante los feriados del 01 y 14 de abril, lo cual tuvo una apoteósica receptividad entre los locales.

El parque ubicado en la escarpada cordillera al este de China tiene puede recibir un máximo de 20.000 personas en un solo día, pero la idea de una visita gratuita atrajo aún más de la capacidad permitida.

Ante este hecho, los directivos se vieron en la obligación de restringir el acceso y motivar a los turistas a acudir en otro momento, así como visitar otras de las 25 atracciones que China ha reabierto de modo gratuito para celebrar el vencimiento del coronavirus.

Las imágenes de las personas atrapadas en las rutas de senderismo colmaron las redes sociales durante el fin de semana pasado y a más de una persona le pareció el asunto bastante insensato, ante el peligro de que se produzcan nuevos contagios.

Las vacaciones de tres días de la que han disfrutado los chinos se deben al Festival Qing Ming también conocido como Día de limpieza.

En esta celebración se conmemora a los muertos, así que las personas acuden a las tumbas de sus familiares para llevarles alimentos, limpiar los espacios y orar por ellos. No obstante, el lugares como Wuhan los funcionarios prohibieron las visitas a los cementerios para evitar una infección cruzada por el coronavirus.

Quizás hubiese sido una buena opción aplicar la misma normativa no sólo en los cementerios, sino en otros lugares públicos como estos parques.

Aunque las autoridades advierten a los turistas la necesidad de usar mascarillas, así como evitar asistir si tiene algún síntoma de resfriado, las imágenes revelan que las medidas de seguridad, como la de usar mascarillas, fueron ignoradas por muchos.

Frente a esta situación el peligro de contagio es inminente así que se hace necesario que no sólo el gobierno sino la propia gente tome consciencia. Quizás aún sea muy pronto para cantar victoria ante virus mortal.

En China ya dan por «vencido» al coronavirus pero ¿será que nunca vamos a aprender? Comparte esta insólita noticia y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!