‘El Cuco’ y su madre se declaran culpables, confiesan que mintieron en el juicio

Francisco Javier García, conocido como ‘El Cuco’, condenado en el año 2009 por el caso de la joven Marta del Castillo, desaparecida el 24 de enero ese mismo año, finalmente se declaró culpable.

Él y su madre, Rosalía García, han confesado en el juicio su falso testimonio en sus declaraciones en el año 2011. Ambos se han negado a responder preguntas y solicitaron protección policial temiendo ser objeto de agresiones.

El Cuco confesó que sí estuvo presente en el piso en el que atentaron contra la vida de Marta del Castillo esa noche.

“Estoy de acuerdo con los hechos, pero no voy a contestar preguntas”, dijo El Cuco. Es la primera vez en 13 años que reconoce que estaba en la vivienda en la que sucedieron los hechos, en León XIII la noche en la que murió Marta.

Después de sus declaraciones, se solicita que sea condenado a ocho meses y dos años de prisión. La magistrada, Olga Cecilia Simón, solamente permitirá que declaren los padres de Marta del Castillo.

La juez le negó la posibilidad de declarar a Miguel Carcaño, el único condenado en el caso, a 21 años de prisión.

El Cuco y su madre, tendrán que pagar su condena por haber ejecutado un plan para “engañar” a la justicia con su falso testimonio cuando declararon como testigos en octubre de 2011.

En el 2009, cuando murió Marta, El Cuco tenía 15 años, según declaró, él esa noche estaba reunido con otros amigos y regresó a su casa a las 23:30, antes se encontró con su padre que presuntamente había bajado a sacar la basura.

Su madre declaró que a la 1:30 de la madrugada, su hijo dormía en su habitación.

Detrás de esas comparecencias en el tribunal había un plan para encubrir la verdad del caso que estremeció no solamente a España sino a millones de personas en otros países.

Finalmente, después de tanto tiempo, El Cuco confesó que estaba presente en la vivienda en la que murió Marta el 24 de enero de 2009, igual que su madre.

“En la tarde noche del 24 de enero de 2009 Javier García sí estuvo en el domicilio sito en la calle León XIII (…) y no es cierto que sobre las 23.30 del referido día se encontrara en las inmediaciones de su domicilio él y Ángel Manuel Romero [pareja de su madre] (…) el señor Romero Cid y Rosalía García estuvieron ese mismo día fuera de su casa en el bar La Portada hasta las 4.30 o 5.00 [de la madrugada]”, así cita textualmente lo leído en el Juzgado de lo Penal Número 7.

La magistrada dijo: “Todo tiene su origen en la muerte de la una menor y toda España se tiñó de luto. Esto abre una brecha a otros ámbitos, pero esto solo va de un delito de falso testimonio que ya han reconocido”.

Por esta confesión de El Cuco y su madre, la juez anuló el resto de las pruebas testificales requeridas por la Fiscalía y la acusación particular, entre ellas la de Miguel Carcaño, que fue trasladado a la prisión de Morón de la Frontera en Sevilla desde la de Herrera de la Mancha, en Cuenca.

Tras un debate entre la abogada de la familia de Marta del Castillo, la juez permitirá que declaren los padres de la joven el próximo viernes para sopesar el daño moral que han sufrido por las mentiras de los dos acusados. Piden 20.000 euros por concepto de responsabilidad civil.

El Cuco se negó a responder preguntas y no quiso revelar su rostro ante la prensa

cuco

El Cuco esta vez no demostró la actitud desafiante que acostumbraba, llegó a los juzgados con una sudadera negra con capucha, gafas de sol y mascarilla. También tenía guantes, se presume que para ocultar los tatuajes de sus manos.

Durante los casi 120 minutos que duró el juicio, permaneció con la vista fija en el suelo, él y su madre caminaron rápidamente por el pasillo en el que estaban las cámaras y micrófonos de los medios de comunicación en la entrada del juzgado.

Un grupo de personas se congregó en el lugar con una pancarta en recuerdo de Marta del Castillo.

Los abogados defensores del Cuco trataron de impedir el juicio argumentando que cuando declaró en el segundo juicio fue vulnerado su derecho a negarse a declarar.

Ahora surgen muchas preguntas respecto al caso y qué pasó realmente el día que desapareció y perdió la vida Marta del Castillo.

Hasta este momento, se desconoce dónde está el cuerpo de la joven, impidiendo que sus padres tengan el consuelo de despejar tantas interrogantes y darle el último adiós dignamente.

Es la primera victoria judicial lograda por la familia de Marta del Castillo, quienes desde hace 13 años esperan saber qué ocurrió. En la investigación ha habido búsquedas sin éxito del cuerpo de Marta, giros inesperados y testimonios falsos.

Se abre un capítulo nuevo del caso en espera de que sea resuelto. Los padres de la joven esperan ser indemnizados y tener finalmente, la verdad en sus manos acerca de lo que ocurrió el día que vieron a su hija por última vez.