Añaden al memorial una cruz para Joe García, esposo de la maestra fallecida en Texas

El esposo de una de las maestras fallecidas como heroínas, protegiendo a sus alumnos en la tragedia en Texas que cobró 21 vidas, ha perdido la vida por puro dolor.

Se trata de Joe García, de 50 años, quien a tan solo dos días de la irreparable partida de su esposa en el lamentable incidente en la Escuela Primaria Robb, de Uvalde, no ha podido batallar con tanto sufrimiento.

El viernes se incluyó una nueva cruz con el nombre de Joe García en el memorial instalado en el centro de Uvalde, dirigido a las víctimas de la Escuela Primaria Robb. La cruz fue colocada al lado de la de su querida esposa, de la que no se quería separar jamás. En el memorial la gente acude a rezar, a llevar flores, a llorar y a intentar encontrar consuelo por una espantosa tragedia.

Irma García, de 46 años, fue hallada protegiendo con su cuerpo a sus niños para salvarles la vida

Fue el sobrino de Irma, John Martínez, quien acudió a las redes sociales para hacer otro  anuncio devastador tras la prematura y reciente muerte de su tía:

«Es extremadamente desgarrador y vengo con un profundo dolor a de decir que el esposo de mi tía Irma,  falleció debido al dolor».

Joe había visitado el memorial de su esposa el jueves por la mañana para dejarle flores.

Totalmente roto y devastado, al regresar a casa, “prácticamente se cayó”, aseguró el sobrino de Irma.

Irma y Joe eran de esas parejas predestinadas a estar juntas para siempre. Pero, tristemente el mismo destino arrebató sus vidas, y como si quisieran demostrar al mundo que su amor era más fuerte que toda esta tragedia, partieron con dos días de diferencia.

Fueron novios desde la escuela secundaria, llevaban 24 años juntos, y tenían cuatro hijos de 23, 19, 15 y 13 años.

«Estoy realmente en estado de shock en este momento», agregó John.

Irma fue docente durante 23 años, y era conocida como una amante del hogar y daba la vida por su familia. «Hacía bromas en las reuniones y cantaba sus canciones clásicas de rock favoritas durante las fiestas«, dijo su sobrino.

Algo que dejó a todos con un nudo en la garganta fue que cuando las autoridades entraron al salón de clases momentos después del ataque a manos de Salvador Ramos, de 18 años, “encontraron su cuerpo allí, abrazando a los niños en sus brazos prácticamente hasta su último aliento”.

«Esos pequeños no eran solo sus estudiantes, también eran sus hijos», declaró Martínez.

El esposo de Irma, roto de dolor, perdió la vida de un ataque al corazón

esposo

Tras la desoladora situación por la que atraviesa ahora la familia García, con 4 hijos huérfanos, una prima de Irma, Debra Austin, ha creado una página en GoFundMe pidiendo colaboración para cubrir todos los gastos.

Al momento se han recaudado más de 2.749.570 dólares

«Irma era esposa, madre de 4 hijos, prima, hermana, hija, tía y una persona maravillosa. Literalmente haría cualquier cosa por cualquiera… sin hacer preguntas. Amaba a los niños de su clase y murió tratando de protegerlos. Por favor, done todo lo que pueda para ayudar a su familia. El 100% de lo recaudado se destinará a la familia García para diversos gastos», se lee en la petición.

«Estoy igualmente devastada de informar que el esposo de Irma, Joe, falleció trágicamente esta mañana (26/05/2022) como resultado de una emergencia médica. Por favor mantenga a nuestra familia en sus pensamientos y oraciones. Realmente creo que Joe murió con el corazón roto y perder al amor de su vida durante más de 25 años fue demasiado para soportar».

En el año 2019, Irma fue una de los 19 educadores del área de San Antonio nombrados finalistas para el premio a la excelencia en la enseñanza de Trinity University. En ese momento enseñaba a niños de tercer grado.

«¡Estoy tan emocionada de comenzar este nuevo año escolar ya!»,  escribió en el sitio web del distrito escolar antes del comienzo del presente año.

Irma no fue la única maestra que partió como heroína y que dejó a su familia devastada. Eva Mireles, de 44 años, falleció de la misma manera protegiendo a los niños con su cuerpo.

Adalynn, la hija de Mireles abrió su corazón a través de una desgarradora carta para rendirle un merecido homenaje:

«No sé cómo hacer esta vida sin ti, pero cuidaré de papá. Cuidaré de nuestros perros y siempre diré tu nombre para que siempre te recuerden, Eva Mireles, maestra de cuarto grado en Robb Elementary que desinteresadamente saltó frente a sus alumnos para salvarles la vida”, escribió en Facebook.

Son sucesos desgarradores como tremendamente difíciles de procesar y aceptar. Nuestro corazón y nuestros pensamientos están con esos inocentes adolescentes huérfanos y todas las familias que se enfrentan a días de luto, en medio de un incomprensible dolor.