Clara Chía angustiada al quedar al descubierto, su novio exhibe su vida privada «por error»

Tras su polémica separación de Shakira, y su noviazgo con Clara Chía, Gerard Piqué no para de acaparar los titulares.

Esta vez, se trata de un «error de principiante» (o no tanto), por el que habría dejado en evidencia la vida privada de su novia Clara Chía, algo que él mismo se encargó de proteger celosamente desde que formalizaron su relación, hace más de un año.

Piqué vuelve a las redes y ventila por error el perfil oficial de su novia Clara, el más buscado en Instagram

Clara

El futbolista jamás imaginó que al intentar retomar su vida y tener algo de normalidad, regresando a estar activo en las redes, lo tomaría por sorpresa cometiendo el peor error, que los internautas no tardaron en descubrir.

Sus seguidores se dieron cuenta de inmediato que Piqué ha empezado a seguir una cuenta de Instagram con el nombre @clarachia5.

El nombre de Clara Chía Martí ha sido el más buscado en esa red social

Un detalle que ha llamado la atención, ya que desde que se difundieron las fotos de Clara captadas por los paparazzi, surgieron decenas de cuentas falsas. Se sabía, además, que la joven había cerrado todas sus redes para evitar tanta persecución que el mismo Piqué denunció a través de un comunicado.

De sus 20 millones de seguidores, Piqué solo sigue a 356 personas en Instagram y una de ellas es @clarachia5, su novia

Es más que evidente que Piqué jamás seguiría a una cuenta falsa, por lo que definitivamente ese es el Instagram oficial de Clara Chía Martí.

Para protegerse, lógicamente ella mantiene su perfil en privado, tiene 176 seguidores, sigue a 177 y apenas ha subido 4 publicaciones.

Otro detalle que no se le ha escapado a nadie es que el futbolista ha cambiado su foto de perfil, una en la que se lo ve con una camiseta casual, con un aspecto mucho más juvenil.

Por su parte, a Clara en su foto de perfil se la ve sentada en una paradisiaca playa, usando un vestido azul, y luciendo una voluminosa cabellera rubia, larga y con rizos, alborotada hacia un lado, muy similar a la característica melena de Shakira.

El parecido con Shakira parece no ser coincidencia

Sin duda, las fotos de perfil que tienen ambos, el hecho que Piqué aún se siga en Instagram mutuamente con Shakira también, y que no haya borrado ninguna de sus publicaciones románticas con la madre de sus hijos, genera una ola de comentarios que no cesa.

Desde que los medios españoles difundieron las fotos románticas de Clara con Piqué en una boda, y de su última cita a solas, los internautas no han podido evitar caer en las comparaciones y las críticas sobre la joven de 23 años, tampoco paran.

Se especula que ahora que han empezado a seguirse en redes, Piqué y Clara Chía se atreverán a publicar fotos juntos.

De hecho, han ido mucho más lejos cuando recientemente trascendió la escapada romántica con la que Piqué sorprendió a su novia, llevándola a París. Pero, para indignación de muchos, acudieron al mismo restaurante donde solía ir con Shakira, y que era el favorito de la colombiana.

¿Poca creatividad del futbolista?, ¿Pura coincidencia?, ¿O una broma de pésimo gusto para su ex?

Clara, por su parte, indignada y molesta, había estallado contra de los medios, diciendo que quienes publicaron sus primeras fotos que levantaron tantas críticas, sobre todo por su pelo, lo hicieron claramente «para mostrar lo peor» de ella.

Pareciera que quiere asegurarse de usar los filtros adecuados y su mejor ángulo para ahora sí salir bien en las fotos, y dejar a todos con la boca callada, especialmente a quienes la señalan con que «no le llega ni a los talones» a Shakira.

Clara, cuenta además con el apoyo de los padres de Piqué, quienes desde siempre supieron de la relación del futbolista con la joven. Él le habría ofrecido una beca en su empresa para cortejarla, y sus padres la aceptaron desde un inicio, tratándola como a hija.

Pero, al parecer, no ha sido igual con los padres de ella, una familia normal de clase media, quienes miran con temor la convulsionada relación y la nueva vida de su hija, y no quieren por nada del mundo que sufra.