Cavan cientos de fosas en un cementerio esperando las peores consecuencias de la pandemia

Desde que se propagó el coronavirus ha dejado un saldo devastador en todo el mundo, más de 180 países han sido afectados por la pandemia.

En total, 1.850.220 personas han resultado contagiadas, y 114.215 han fallecido mientras gran parte de la población permanece confinada en sus viviendas acatando las medidas de seguridad establecidas por las autoridades.

En Argentina, hasta el momento se han registrado 2.208 casos de COVID-19, y 95 fallecidos, pero se anticipan a las peores consecuencias.

En un cementerio de Córdoba en San Vicente, cavan cientos de fosas para las víctimas del virus, un dirigente municipal confesó sin revelar su identidad que los trabajadores estaban consternados cuando recibieron la instrucción.

Los empleados usaban trajes blancos de protección, mascarillas, y con sus palas cavaron fosas en fila sobre la superficie del cementerio de grandes dimensiones.

Las imágenes de los empleados cavando las fosas fueron difundidas a través de la cuenta oficial del Sindicato Unido de Obreros y Empleados Municipales (Suoem), que representa a los trabajadores dependientes del intendente Martín Llaryora.

De acuerdo con la información suministrada por este organismo, los trabajadores acataron las instrucciones que les dieron las autoridades desde finales del mes de marzo.

Les dijeron que debían cavar cientos de fosas para anticiparse al posible aumento de fallecidos por COVID-19.

“Cerca del 23 de marzo se comenzaron a cavar las fosas, a nuestros compañeros del cementerio les dieron la orden de incrementar la cantidad de fosas. Y ahí arrancaron, es su función laboral. Se quedaron en shock con ese pedido”, dijo Damián Bizzi, vocero de esta institución.

Según Damián Bizzi, en los cementerios del país están profundizando las tareas de mantenimiento de los hornos crematorios ante la posible necesidad de incinerar un gran número de cuerpos.

Asimismo, aseguró que se incluyó la participación de personal del Ejército Argentino para estas funciones, aunque la fuerza militar desmintió esta información.

El vocero de Suoem, declaró a un medio de comunicación: “Habitualmente se cavan diez fosas por día. Ahora, con el refuerzo del Ejército se están cavando cerca de 90. Creemos que ya debe haber 300 fosas nuevas”.

El sindicato resalta que la difusión de estas imágenes son un homenaje a la labor de los empleados municipales en medio de la pandemia.

Aunque las fotos han causado gran conmoción y polémica en el país, aunque sean tareas preventivas.

En la provincia de Córdoba se han registrado hasta el 11 de abril, 32 nuevos casos de coronavirus alcanzando un total de 201 pacientes contagiados. Es una de las regiones con mayor número de contagios.

En la localidad de Saldán, un pueblo ubicado a 18 kilómetros de la capital, 21 ancianos y 6 empleados de una residencia de mayores resultaron contagiados.

El brote surgió desde que un médico contrajo COVID-19 y continuó ofreciendo sus servicios a los residentes. Padecía coronavirus sin presentar síntomas y produjo los contagios.

“No tuve fiebre. Por prevención fui al hospital de Unquillo y tuve que convencer al colega para que me hiciera la prueba diagnóstica. No tuve ningún síntoma. Se dijeron muchas cosas y estoy preocupado”, dijo el doctor.

Ante el brote de contagios, las autoridades de Córdoba declararon estado de alerta epidemiológica en varias localidades estableciendo nuevos protocolos de control sanitario y mayores operativos de circulación.

La medida de las autoridades de esta localidad han generado miles de comentarios, crece el miedo de la población al ver estas imágenes que anticipan el peor de los presagios. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!