Aparece el anciano de 73 años que su familia buscaba con desespero

Mario Burman de 73 años se reportó como desaparecido el pasado viernes 21 de junio, fue visto por última vez cuando salió d su casa en el barrio porteño de Villa Crespo en Argentina.

Él le envió un mensaje a su familia en el que escribió: “Mi cuerpo no resiste más”, emprendieron un operativo de búsqueda después de alertar a las autoridades sobre la desaparición del anciano.

La familia se inquietó y alarmó por el mensaje, aseguraron que él estaba sufriendo una depresión y temían que fuera capaz de atentar contra su vida. Él había dejado su teléfono móvil en su casa, llevó el de su esposa.

Ella comentó que había quedado con su padre a las 8:00 de la noche, se encontrarían en un bar, pero él la llamó y le dijo que llegaría a las 11:00.

“Tenemos miedo y estamos preocupados. Lo primero que queremos es que mi papá aparezca vivo“, declaró Gabriela, hija del anciano.

Durante más de 24 horas rastrearon las zonas cercanas a su casa, hasta que finalmente un fiscal emitió una orden para solicitar a la empresa de telefonía contratada por Mario pudiera colaborar rastreando el dispositivo.

Según la información suministrada por la compañía telefónica, Mario Burman estaba en la zona de Abasto. Su hija, Gabriela Burman, de 45 años, logró dar con su paradero e informó que el pasado domingo fue rescatado.

Afortunadamente el anciano se encontraba en buen estado de salud. Gabriela declaró ante los medios de comunicación que pudo encontrar a su padre gracias a la colaboración de una amiga que contactó a distintos hoteles de la zona hasta ubicar a su padre.

Al anciano lo trasladaron al Sanatorio Otamendi para someterlo a estudios médicos, aunque aparentemente no presenta ninguna lesión, está en buen estado de salud.

La desaparición de Mario mantuvo a Argentina en vilo hasta que el pasado domingo salió a la luz la noticia de que había sido hallado sano y salvo reencontrándose con su familia.

Se desconocen los detalles de su desaparición. Mario trabajaba en una editorial, salió de su casa vestido con una camisa celeste, un jersey gris, un pantalón gris oscuro y un abrigo negro.

Su hija estaba desesperada, además de alertar a las autoridades, compartió una publicación en su perfil de Facebook para pedir ayuda instando a sus amigos a difundir el caso.

La publicación se hizo viral, muchos usuarios compartieron la imagen para ayudar a encontrar al anciano. Afortunadamente Mario está en su casa y no hay nada que lamentar, comparte este caso.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!