El bebé Alfie Evans sobrevive tras ser desconectado en contra de la voluntad de sus padres

El bebé del Reino Unido, Alfie Evans, que padece una enfermedad cerebral degenerativa que no tiene curación, finalmente fue desconectado anoche de las máquinas que le mantenían con vida y respira por sus propios medios desde entonces, informó su padre, Tom Evans.

Los médicos se han quedado “boquiabiertos” después de que se retiró el soporte vital de Alfie, y continuó viviendo, dijo su padre. Ellos habían advertido que no sería capaz de mantenerse con vida ni un segundo sin estar conectado a las máquinas, pero el resultado fue otro.

Tom Evans dijo que era obvio que el pequeño respiraba sin ayuda, desde que fue desconectado el lunes por la noche.

Anteriormente, un juez del Tribunal Superior desestimó una “apelación de última hora” de Tom Evans, de 21 años, y Kate James, de 20 años, los padres de Alfie, para tener más tiempo para plantear un nuevo desafío a la decisión de terminar con la vida del pequeño.

Frente a la increíble respuesta del pequeño, su padre dijo que el soporte vital de Alfie debería ser reintegrado.

“Todavía está trabajando, lo está haciendo todo lo bien que puede”, dijo visblemente emocionado a los periodistas, que se congregaron a las afueras del hospital Alder Hey Children’s de Liverpool, donde el niño, de 23 meses, permanece ingresado desde diciembre de 2016 en estado semivegetativo.

“Debido a que ha estado respirando durante nueve horas de forma totalmente inesperada, los médicos están atónitos y pienso que necesitará algún tipo de soporte vital en las próximas horas y creo que deberían dárselo”, continuó.

Los padres quieren que el tratamiento continúe y tras una larga batalla judicial, se mantienen en su deseo de querer llevarlo a un hospital en Roma para continuar su tratamiento, después de que los médicos británicos recomendaran desconectar al menor de las máquinas que le mantenían con vida por encontrarse en un estado “irreversible”.

VER TAMBIÉN:  Estaba a punto de recibir un trasplante de su madre y por negligencia ambos perdieron su riñón

De hecho, recientemente fueron recibidos por el Papa Francisco, ya que acudieron a su ayuda en el caso de Alfie, quien les expresó su apoyo en su lucha por llegar hasta el final en los tribunales, y se les concedió la ciudadanía italiana.

El juez Justice Hayden analizó el caso de Alfie en una audiencia en la División de Familia del Tribunal Superior el lunes por la noche.

Sin embargo, las distintas instancias judiciales del Reino Unido a las que han apelado, así como por la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo, rechazó la solicitud de más tiempo de los padres y dio a los médicos el visto bueno para detener el tratamiento y poner fin a la vida de Alfie.

Pero lo que no esperaron era que el pequeño les diera la lección de su vida, y se mantuvo respirando por sí solo después de ser desconectado. Frente a esto, los doctores acordaron darle oxígeno y agua.

“Ellos dijeron que sufría, pero míralo ahora… Ni siquiera está conectado a un ventilador, y no está sufriendo”, dijo su padre a los periodistas.

El abogado Paul Diamond, que representa a la pareja, le dijo al juez que Alfie recibió la ciudadanía italiana el lunes. Evans dijo que tuvo una “larga conversación” con los médicos y les suplicó que le dieran oxígeno a su hijo.

“Lo dejaron durante seis horas sin comida, agua y oxígeno”, dijo. “Pero me sentí bendecido cuando confirmaron que iban a darle su agua y su oxígeno. “Ahora está con oxígeno. No está cambiando su respiración, pero están oxigenando su cuerpo”, concluyó.

Por su parte, la madre del pequeño no se separa de su lado y duerme junto a él mientras lo acompaña y vigila su respiración.

VER TAMBIÉN:  Cuando adoptaron a Ryan pensaban que moriría, tenía 7 años y pesaba 3,6 Kilos

Centenares de personas acudieron inmediatamente a las puertas del hospital, protestando por la decisión de la Corte de la desconexión del pequeño y más aún cuando han visto que defintiviamente la palabra de los médicos no es la última.

“Salven a Alfie Evans”, son los gritos que se pudieron escuhar en las afueras del centro hospitalario.

Es un caso que ha traspasado fronteras y que ha ocasionado una gran ola de solidaridad a nivel mundial, incluyendo al Romano Pontífice, Francisco.

Metro

“Conmovido por las oraciones y la amplia solidaridad en favor del pequeño Alfie Evans, renuevo mi llamamiento para que se escuche el sufrimiento de sus padres y se cumpla su deseo de intentar nuevas posibilidades de tratamiento”, señaló ayer Francico en su cuenta de Twitter.

Esperamos que la justicia actúe con sabiduría en este caso y se le facilite el soporte vital que los padres están solicitando para el pequeño. Comparte esta noticia con tus amigos y ayudemos a los padres de Alfie Evans a levantar la voz.

 

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!