El Tribunal Supremo emite el fallo contra “La Manada” aumentando a 15 años tras las rejas

El Tribunal Supremo ha proclamado su fallo definitivo en relación al juicio pendiente contra La Manada. Ha dictaminado una sentencia de 15 años tras las rejas a los cinco sujetos tras vulnerar los derechos de una joven de 18 años durante los Sanfermines de 2016.

Uno de ellos, Antonio Manuel Guerrero Escudero, además suma de 2 hasta 17 años de privación de la libertad por robo con intimidación del móvil de la chica, cuando previamente se había dicho que eso era un simple hurto.

La vulneración de los derechos a la joven incluyen un trato indigno y la intervención de más de 2 personas, por lo que el fallo que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra había previamente estabecido en 9 años para los 5 sevillanos, ha sido incrementado a 15 años. Además, ha establecido una indemnización a la joven por un total de 100.000 euros.

La Fiscalía pedía un aumento de 18 años, mientras que el Tribunal ha establecido que hubo un “auténtico escenario intimidatorio”, con el agravante de que que la joven no consintió tales actos, en contra de la verisión de la defensa de los sujetos que alegaban que ella aceptó mantener relaciones íntimas con los cinco jóvenes simultáneamente. 

Durante la defensa, el abogado Agustín Martínez ha llegado a decir que “ella encabezaba el grupo” cuando iban hacia un lugar “inhóspito y oscuro”.

Los sujetos quedarán inhabilitiados durante el tiempo que dure la privación de la libertad, tendrán una prohibición de acercamiento a la denunciante durante 20 años, a su domicilio, lugar de trabajo o a cualquier otro que frecuente la víctima, a una distancia inferior a los 500 metros, así como la prohibición de comunicación a través de cualquier medio: escrito, telemático o visual.

La Sala de lo Penal ha catalogado al hecho como una situación “intimidante” que hizo que la joven fuera obligada a adoptar una actitud de “sometimiento”, obedeciendo a todo lo que los individuos le dijeran que hiciera.

“Lo hizo ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo por el lugar recóndito, angosto y sin salida en el que fue introducida a la fuerza y las circunstancias personales de la joven y los sujetos, lo que fue aprovechado por ellos para realizar los actos contra la libertad de aquella, al menos en 10 ocasiones con penetraciones simultáneas bucales y en sus zonas íntimas”, agrega el fallo.

Además, aclaran que hicieron “alarde” de semejantes prácticas en los vídeos grabados, “jactándose de su obrar”.

Para el Tribunal quedó claro que lo que sucedió en los Sanfermines de 2016 fue agresión y no la vulneraciñon total de sus derechos, que fue el fallo de la Audiencia Provincial y del Tribunal Superior de Justicia de Navarra para José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero, Ángel Pozas y Alfonso Jesús Cabezuelo.

Aunque ha quedado clara la sentencia, le corresponderá al Tribunal enjuiciador, osea a la Audiencia Provincial, el ejecutarla, citando a los miembros de “La Manada” que irán tras las rejas.

Después de la declaración del Tribunal, salió a la luz el momento en que tanto Antonio Manuel Guerrero, José Ángel Prenda, como Alfonso Jesús Cabezuelo, eran detenidos, a pesar de los esfuerzos por ocultar sus rostros. Se intuye que estarían tratando de huir de Sevilla cuando fueron interceptados.

Mientras que Ángel Boza ha acudido por sus propios medios a dependencias judiciales, dada la gravedad del fallo.

Así finalmente, los 5 miembros de “La Manada” han cumplido con su obligación de presentarse en los juzgados de Sevilla.

La decisión judicial de la Audiencia Provincial en abril de 2018 provocó un gran rechazo de buena parte de la sociedad, ya que que puso de manifiesto que el Código Penal no era claro al no diferenciar exactamente entre abuso y vulneración de los derechos en su máxima expresión.

Los miembros de ‘La Manada’ había quedado en libertad y tenían que acudir tres veces a la semana a firmar a los juzgados de Sevilla, donde se les ha podido ver antes de la sentencia del Supremo.

Pero con esta sentencia en firme, se establece un dictamen claro sin precedentes en un caso que ha tenido una gran cobertura mediática, causando una gran polémica frente a la decisión de la Audiencia Provincial.

Con un claro mensaje difundido en las redes, “No es no” y con el apoyo de activistas y el colectivo femenino, parecía una batalla que no tendría fin. Y con la polémica carta difundida por Antonio Manuel Guerrero, donde ponía en tela de juicio toda la verdad de la víctima, parece que al final triunfó la presión popular.

¿Pero y si no hubiera sido así? ¿Cuántas Manadas más hay por ahí? En todo caso celebramos este veredicto y que sriva para que se asiente un precedente. ¡Comparte esta noticia en tus redes!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!