Una joven de 14 años pierde la vida al recibir una descarga eléctrica mientras usaba su móvil

Son muchos los jóvenes que desafían los riesgos a los que se exponen al no considerar las advertencias sobre lo peligroso que es abstraerse del contexto y estar únicamente con la atención puesta en el teléfono móvil.

Es muy importante darle un buen uso al teléfono móvil, especialmente cuando está recibiendo corriente eléctrica.

Desafortunadamente, esta historia se trata de la triste perdida de Yulia Vysotskaya, una adolescente de tan solo 14 años que se electrocutó cuando dejó caer su teléfono móvil en la bañera mientras lo cargaba.

Es muy lamentable, pero Yulia se ahogó en su casa en Cheboksary, Rusia, después de recibir una descarga eléctrica cuando usaba su móvil en el baño. Sus padres desesperados llamaron a una ambulancia, pero fue declarada muerta en el lugar de los hechos.

Según información local la joven se estaba bañando y se electrocutó cuando su teléfono móvil cayó en el agua mientras estaba conectado a un cargador.

Estos terribles casos pueden ser evitados en un 100% si se prestara atención a las advertencias de precaución y no se subestimara el riesgo de sufrir consecuencias que pueden llegar a ser fatales.

El ingeniero electrónico Andrey Stanovsky advirtió que relajarse en un baño con el teléfono móvil conectado es como jugar a la ruleta rusa.

A pesar de las repetidas advertencias, el trágico incidente de Yulia en ese país es el tercero en lo que va de año que han sucedido por descargas eléctricas originadas por el uso de teléfonos móviles en el baño.

Irina Rybnikova, campeona de artes marciales, de 15 años murió en diciembre instantáneamente en su casa en Bratsk, Siberia, tras usar su iPhone en el baño mientras estaba enchufado.

Después de la triste muerte de Irina, el jefe del departamento de radioelectrónica de la Universidad Estatal de Irkutsk, Yury Agrafonov, afirmó que el agua es un buen conductor de la corriente eléctrica, por eso hubo un corto circuito cuando el teléfono cayó al agua.

Kseniya P, una joven de 12 años, perdió la vida en su casa cerca de Moscú, escuchando música en el baño mientras su teléfono móvil se estaba cargando. Su madre estaba cocinando la cena y extrañada por el silencio de su hija entró en el baño y la encontró sin vida con su cabeza bajo el agua y el teléfono flotando.

Para nadie es un secreto que el teléfono móvil se ha convertido prácticamente en un accesorio imprescindible, por decirlo de alguna manera.

Estar atento a las tendencias que se comparten en las redes, las innovaciones en las aplicaciones, así como contestar las distintas mensajerías, es algo tan cotidiano que es difícil ver a una persona, especialmente a los jóvenes sin un teléfono móvil en sus manos.

Facebook

No solamente en al baño hay peligro, también caminando por la calle sin estar alerta de las señales de tránsito, detrás de un volante mientras conduces, en fin, son muchas las situaciones que pueden tener graves consecuencias sino se toma más enserio el buen uso del móvil.

Sentimos pesar por la pérdida de esta adolescente que ahora es un ángel que alzó vuelo antes de tiempo. Comparte esta información y ayudemos a crear conciencia y así evitar otro accidente que lamentar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!