Los huéspedes de 30 hoteles fueron grabados por cámaras ocultas sin su consentimiento

Se supone que un hotel es un lugar para descansar con toda confianza y el tiempo que dure la estadía es sinónimo de tranquilidad.

Sin lugar a duda, cada huésped está en manos de los dueños o responsables de la administración del hotel, quienes deben velar por su integridad y seguridad, y de no ser así deben ser sancionados con todo el peso de la ley.

Como le pasó a este par de hombres surcoreanos que fueron arrestados tras ser acusados por supuestas instalaciones de cámaras espías en las habitaciones de hoteles ubicados en algunas ciudades de Corea del Sur.

La policía surcoreana reveló que 1.600 huéspedes de 30 hoteles fueron filmados en secreto con cámaras que fueron ocultas y las imágenes fueron transmitidas en vivo a los mal llamados “clientes” que pagaban por el material audiovisual.

Las cámaras fueron ilegalmente instaladas en lugares estratégicos e insospechados dentro de las habitaciones, tales como toma-corriente, enchufes eléctricos, soportes de los secadores de cabello, cajas de TV digital e incluso en las paredes.

Los hombres arrestados dirigían un sitio web con miles de miembros y donde los usuarios podían ver los “videos de spycam” violando la privacidad de los huéspedes.

Las imágenes captadas por las cámaras eran trasmitidas posteriormente en el sitio web donde cobraban una tarifa mensual de 44,95 dólares a los miembros.

La policía informó que, aunque hay antecedentes de un caso muy parecido esta es la primera vez que las autoridades hacen la captura en el lugar donde se trasmiten los vídeos en vivo por Internet.

Hubo un caso similar en el pasado en el que se instalaron cámaras ilegales en hoteles y se observaron las imágenes de manera sistemática y secreta, pero esta es la primera vez que la policía identifica el lugar donde se transmitieron por Internet los vídeos en vivo”.

Corea del Sur ha luchado contra una creciente epidemia de los “vídeos de spycam” que muestran en su mayoría imágenes de mujeres y que han sido filmadas en secreto por hombres en las escuelas, baños y oficinas.

En el 2015 se compartieron vídeos de al menos diez mujeres a través de salas de chat móviles.

Las autoridades estiman que algunos vídeos difundidos de relaciones íntimas no tienen el consentimiento de la pareja. Durante el año pasado se registraron varias protestas de cientos de mujeres en contra de este tipo de vídeos.

El caso de la cámara de espionaje en los hoteles se produce pocos días después de que varias estrellas de K-pop de alto perfil, como el cantante Jung Joon-young, admitieron que habían filmado y distribuido vídeos ilícitos suyos grabados sin su consentimiento.

Facebook

Según información local, la policía de Seúl inició una investigación sobre las acusaciones activas y solicitó una orden de arresto para Jung por cargos de delitos por el uso ilegal de material audiovisual.

Es alarmante que estos casos sucedan. Comparte esta noticia como una exigencia para que las autoridades controlen y sancionen a los responsables de violentar la privacidad de las personas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!