Un niño de 7 años salva la vida de su primo de 3 años que se ahogó mientras comía pescado

Un niño de sólo 7 años se ha convertido en un verdadero héroe para su primito de 3 años que estuvo a punto de la asfixia a causa de una espina de pescado, y todo esto gracias a las técnicas aprendidas por el chico en sus clases de primeros auxilios.

Walter Neto sí que ha sabido sacarle jugo a las explicaciones que le han dado los socorristas del Proyecto Samuzinho.

Dicho proyecto es una estrategia pedagógica que busca enseñar a los jóvenes sobre cómo reconocer situaciones de emergencia y guiar a los adultos en el momento de proceder frente al peligro.

El martes 3 de septiembre, el pequeño se encontraba almorzando con su familia cuando la reunión dio un giro vertiginoso: su pequeño primo David Illyrus que no podía respirar, a causa de una espina de pescado.

De inmediato, la tía y el abuelo de Walter se tumbaron sobre el chico para hacerlo expulsar la espina pero no obtuvieron buenos resultados.

Fue allí cuando Walter entró en acción y aplicó una maniobra aprendida de los profesionales del Servicio Móvil de Atención de Emergencia.

“Mis padres no pudieron ayudar a David, así que comencé el procedimiento. Nunca había hecho algo así en estas condiciones. He hecho la maniobra tres veces pero no así”, dijo Walter.

Aunque los adultos no tenían mucha fe en el pequeño, no había tiempo que perder y decidieron dejarlo que hiciera la maniobra Heimlich. Tras algunos intentos, David logró expulsar la espina.

“Dijo que podía ayudar y sabía qué hacer, se dio cuenta de nuestra desesperación y entró en acción. El hecho de que tuvo éxito y que tiene la habilidad me hizo más feliz”, dijo Ana Gabriela, la madre del niño.

Después del gran susto la familia que vive en el barrio de Santo Antônio, Zona Sur de Teresina en Piauí, Brasil, decidió llamar a Samu para agradecer a los maestros por su trabajo.

Gracias a la enseñanza, Walter pudo reconocer que su primo estaba sufriendo una asfixia total y recordó la maniobra indicada para salvarle la vida.

Que este niño haya aprendido los conceptos y técnicas básicas de primeros auxilios hicieron una gran diferencia en el curso de esta historia y evitó que la comida tuviese un trágico desenlace. Quizás esto sirva para que todos reflexionemos sobre la importancia que tienen estos conocimientos.

El coraje y entrenamiento de Walter lo llevó a salvar la vida de su primo pero si esto sucede en tu casa ¿Quién salvará la vida de los tuyos? Comparte esta nota y ayúdanos a hacer consciencia sobre este tema.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!