Lo que hace este grupo de voluntarios por las mascotas enfermas está conmoviendo las redes

Cuando Offy, un pastor alemán de 13 años, se enfermó de gravedad, sus dueños se negaron a practicarle la eutanasia sin que antes pudiesen llevarlo por última vez a su lugar favorito junto al río. Sin embargo, las fuerzas de Offy, quien en el pasado se deleitaba corriendo y nadando, decaían cada día más; no quería comer, ni tampoco levantarse.

Desesperados, los dueños de Offy decidieron que lo único que quedaba por hacer era rezar por él. Fue entonces cuando contactaron a Fur Angel Blessing Blanketeers, un grupo de personas que se ofrecen como voluntarias para crear mantas y rezar por las mascotas enfermas.

Inmediatamente, una mujer de gran corazón se ofreció ayudar y pocos días después visitó a Offy, posó su mano sobre el lomo del perro, rezó por él y lo arropó con una manta hecha por ella misma.

Fur Angel Blessing Blanketeers arrancó su hermosa labor hace ya 2 años y medio. En sus inicios, el grupo, fundado por unos amantes de los animales, comenzó como la variante de la pequeña organización de una iglesia cristiana que tejía mantas para personas de la comunidad que estaban en agonía.

Las mantas están hechas con la intención de brindar paz a sus destinatarios; a las mascotas, mientras vivan y a las personas que las aman, en caso de que estas mueran.

“Cada miembro de la organización deposita amor y oraciones de sanación en cada movimiento, en cada momento de la realización de las mantas”, explica Susan Abbot, una de las 5 administradoras de FABB. “Para mí, las mantas son, de hecho, más un símbolo; son solo un recipiente para entregar amor y poderes curativos”.

VER TAMBIÉN:  Una mordida de esta extraña garrapata te podría volver vegetariano para siempre

Este es Buster disfrutando de su manta nueva mientras se recupera de una dolorosa cirugía en la cadera.

Al principio, los integrantes del grupo pensaron que podrían conseguir que al menos 100 personas se unieran a la causa… ¡Hoy cuentan con aproximadamente 4.000 participantes! Han tenido tanto éxito que al mes son entregadas cientos y cientos de mantas a las personas que solicitan de su ayuda.

Ser parte de una religión no es un requisito para participar en FABB, en el grupo también hay ateos o no creyentes.

Imgur

Los voluntarios se encargan de cubrir todos los costos de materiales y envío, aunque el grupo también recibe donaciones con el fin de ayudar a los miembros que tengan dificultades económicas y para los casos urgentes en los que las mantas deben ser entregados con premura.

“Aquí todos son bienvenidos, el único requisito es amar a los bebés peludos”

La FABB envía mantas y reza por perros y gatos enfermos heridos o abusados emocional y físicamente, aunque también ayudan a otros animales como caballos, vacas o cerdos.

Amanda Dowell, directora del programa Long Way Home Pit Bull Rescue, rescata perros de la calle que no han tenido una vida fácil y que, por lo tanto, no están en las mejores condiciones.

Algunos de ellos nunca han visitado al veterinario, otros siquiera han tenido la oportunidad de vivir bajo techo y muchos han sufrido abusos.

Según Amanda, que estos perros reciban una manta hecha especialmente para ellos puede ayudarlos a comprender que sus vidas ahora son diferentes. “Amor y comodidad son las dos cosas más sencillas que podemos brindarles y las mantas nos ayudan con eso”.

VER TAMBIÉN:  Ella nació pesando 300 gramos, tenía 5% de probabilidades de vivir y así está 12 años después

Muchos de los participantes de la FABB recibieron mantas antes de ofrecerse ellos mismos como voluntarios.

Tal es el caso de Judith Meek, de Chicago, quien recibió la primera manta para su perro Maeve en el 2015 cuando lo operaron del estómago y luego otra para su perro Jack, que sufrió de un problema en la piel.

Judith quedó tan maravillada y conmovida con esta iniciativa, que decidió ella también ayudar haciendo mantas para otras mascotas. ¡Y en dos años esta voluntaria ha hecho más de 400 mantas!

Libre fue encontrado a punto de morir en una fábrica de cachorros, pero sobrevivió y ahora viaja junto a su rescatista, Janine Guido, abogando por los derechos de los animales.

Facebook / Today

El poder del amor jamás debe ser subestimado. Que estos animalitos tengan la oportunidad de recibir una manta tan cargada de hermosos sentimientos y oraciones puede, sin lugar a dudas, significar un paso adelante hacia su pronta mejoría. ¡Bravo por todas las personas que dan lo mejor de sí con el objetivo de extender una mano amiga a los peluditos y, consecuentemente, a sus dueños!

¡Comparte esta noticia y que la iniciativa de este hermoso grupo dé pie a muchas más!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!