Surge una gran polémica en las redes tras la expulsión de una niña del colegio por hacer memes

Todos hemos cometido travesuras alguna vez en nuestras vidas. Siendo niños es inevitable ver todo como un juego y de vez en cuando hacer algo indebido. Este es el caso de Victoria, una joven de Chihuahua que fue expulsada de su colegio por aparentemente haberse pasado de la línea con sus compañeritos y profesores. Veamos.

La traviesa joven no dijo mentiras, mucho menos se involucró en alguna pelea, ni muchos menos dio mal uso a la escuela. Victoria hizo memes y stickers de sus compañeros y profesores sin su consentimiento.

Así fue como rostros y gestos de integrantes de la Escuela Secundaria Federal Número 4 en Chihuahua, México, se hicieron virales entre su propia gente. Podríamos decir que Victoria hizo una travesura propia de su generación.

La sanción consistía en pocos días suspendida de clases, sin embargo, los familiares de Victoria se enfrentaron con la extraña noticia de que había sido suspendida definitivamente y debían buscarle otra institución en donde continuar sus estudios.

La familia de la joven procedió a realizar una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) puesto que al prohibirle la inscripción, la institución estaría vulnerando los derechos humanos de la joven.

Según el supervisor de zona, Francisco Javier López Flores, secundando a la directora de la escuela, la profesora Rita Rodríguez, el acto de hacer memes y stickers de profesores y estudiantes es merecedor de expulsión.

“Qué niña tan inteligente, en vez de sancionarla deberían canalizar esas energías hacia tareas más creativas”, dijo emocionado un internauta.

Y es que esta acción hace dudar a cualquiera ¿Realmente Victoria merece la expulsión por esta inocente acción? ¿O definitivamente las autoridades estarán exagerando?

“A lo mejor a Victoria le hace mejor salir de esa escuela tan conservadora y le consigan una que estimule su inquieto cerebrito”, comentó otro internauta.

Si bien es cierto que toda acción indebida requiere una sanción, este tipo de acontecimientos inéditos requieren un mayor abanico de opciones y respuestas.

Esta es solo una de muchas travesuras que pueden cometer los niños que han crecido con las nuevas tecnologías. De modo que todavía nos queda mucho por aprender a cómo actuar ante situaciones como estas.

“Inteligente, creativa o no, tienen que enseñarle a esa niña a respetar a sus mayores y compañeros, porque después podría hacer algo peor. Todos necesitamos límites” dijo molesta otra internauta.

Definitivamente, la acción de Victoria ha provocado sentimientos encontrados, tanto entre sus familiares como en la reacción de las instituciones y redes sociales.

Aunque le estén negando su derecho a estudiar, esta acción es un efecto de haber cometido un acto aparentemente indebido.

Comparte esta inusual historia entre familiares y amigos. Cuéntanos qué piensas sobre el comportamiento de Victoria.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!