Nuevo estudio demuestra por qué el remedio casero de muchas abuelas es eficaz para curar la tos

No hay nada como la preocupación de una madre cuando un hijo está enfermo. Y aunque ciertamente los tiempo han cambiado, y lo más prudente es que no se medique a un niño sin la prescripción de un especialista, la mayoría de mamás y abuelas de antes, además de ser expertas en prácticamente todo, misteriosamente desarrollaron el don de saber curar a sus pequeños.

Y no había un solo hogar donde faltase el famoso ungüento a base de mentol, mejor conocido como Vicks Vaporub.

El Vicks VapoRub, Vaporub o Vivaporú como se lo conoce en América Latina, es el nombre comercial e industrial de la empresa Procter & Gamble perteneciente a un ungüento a base de mentol y eucalipto creado para aliviar la congestión nasal y demás síntomas en situaciones de gripe y resfriado.

Muchas madres a lo largo de los años lo han usado para aliviar los catarros y especilamente la tos. Y aunque era una simple creencia popular, un nuevo estudio de la Universidad de Michigan ha confirmado su probada eficacia.

Si bien el estudio corrobora que efectivamente el compuesto puede aliviar los síntomas, asegura en primera instancia que el poder de su curación en realidad estaría en la mente de las personas. 

Son muchas las amas de casa que se proveen de este tradicional ungüento y en sus botiquines familiares no falta un frasco de Vicks Vaporub. 

Los usos que se le da es de lo más variado, pero especialmente lo suelen usar frotándolo en el pecho y en los pies de sus pequeños, asegurando que esa profunda inhalación de mentol garantiza un total bienestar y la curación definitiva de un resfriado.

Claro está que con ese reparador masaje dado por las madres no hay medicina que se compare y probablemente esa sea la clave: el cariño y una caricia de mamá.

Sin embargo, aunque el estudio se enfoca en asegurar que la eficacia de la curación de una tos con Vicks Vaporub en realidad se debe a un factor psicológico, por contra parte enfatiza que cuando se coloca sobre los pies, los nervios sensoriales de las plantas logran estimular la médula espinal y como resultado se obtiene la interrupción inmediata del proceso de la tos.

Pero lo cierto es que la sabiduría popular de las amas de casa supera todos los estudios científicos y la forma en la que lo usan, especialmente en los hogares latinos, te  sorprenderá.

Algunos aseguran que esta medicina con mentol las madres y las abuelas lo usan para prácticamente todo.

Si un niño se cae, se aplica en la zona afectada; si tiene tos, un masaje en el pecho y listo; si está congestionado, un poco en las fosas nasales y descongestión garantizada; si le duele la cabeza, se le aplica en la cien y es una maravilla. Sin mencionar que hay algunas madres que además aprovechan el masaje y junto a una señal de la cruz le dan una bendición y con eso saben que se curarán.

TM

Sin embargo, también es cierto que los expertos han advertido de que el uso excesivo de este ungüento puede ser perjudicial. No es absolutamente recomendable en niños menores de 3 años, y en niños entre 3 y 7 años debe usarse con discreción.

Algunos incluso han dicho que colocarlo dentro de las mucosas es una costumbre extendida que no debe practicarse y tampoco usarlo en humidificadores, así como evitar su uso prolongado.

Pero lo cierto es que somos muchos a los que esta medicina milagrosa junto al cariño de mamá nos ha curado más de un resfriado. ¿Y tú, eres de los que cree ciegamente en este ungüento? ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!