Venden dulces para ayudar a niños afectados por la guerra y reciben una carta de Angelina Jolie

Desde que en marzo de 2015 estallase el conflicto en Yemen, la inseguridad se extiende en lo que ha sido catalogada como una catástrofe humanitaria donde reinan la miseria, los desplazamientos masivos con refugios al tope de sus capacidades, miles de decesos civiles y epidemias.

Después de ver algunas noticias sobre el combate y sus secuelas por televisión, Ayaan Moosa y Mikaeel Ishaaq, dos pequeños de apenas 6 años, tomaron por ellos mismos la iniciativa de preparar y vender limonada y dulces frente a su casa para ayudar a los afectados por la situación.

Una campaña que, por cierto, también publicaron en sus varias cuentas de las redes sociales, mostrando sus productos y su intención de ayudar a los más necesitados.

Ayaan Moosa y Mikaeel Ishaaq son dos almas inocentes y transparentes

“La iniciativa surgió de los propios niños, tras ver varias imágenes de la guerra en la televisión”, dijeron los familiares.

Obviamente, este gesto de extraordinaria solidaridad a tan corta edad, no podía pasar desapercibido y se volvió tan famoso, que incluso llegó a oídos de la archiconocida y altruista actriz de Hollywood, Angelina Jolie, quien de inmediato sorprendió a los niños de una manera que nunca olvidarían.

La legendaria actriz, quien también apoya causas para Yemen envió una tarjeta muy especial a Ayaan y Mikaeel, junto con una generosa donación en metálico a su causa y que, aunque la cifra no fue revelada por la prensa ni por las familias, dejó atónito al par de compañeros quienes jamás se imaginaron que la propia Jolie se enteraría de la iniciativa.

“Gracias por lo que ustedes y sus amigos están haciendo para ayudar a los niños en Yemen. Lamento no poder comprar una limonada, pero, aun así, me gustaría hacer una donación para su campaña”, escribió la actriz.

Los dos mejores amigos y vecinos viven en Londres, Inglaterra, y venden cada vaso de su dulce bebida en 2 libras esterlinas, y además del jugo de limón, también disponen de dulces y pasteles en su menú, todos minuciosamente preparados por las familias de ambos.

Ambos chicos devolvieron la acción de Jolie con la publicación de un video en donde agradecieron la valiosa carta de la actriz, la cual publicaron igualmente en todas sus redes sociales y tienen disponible en su tienda. También aprovecharon para invitarla a una buena limonada bien fría la próxima vez que pase por Londres.

Sorprendentemente, según algunos sitios Web, después de que la historia se volviera tan popular, el monto recaudado por estos pequeños de corazón gigante ya es de unos 76 mil dólares americanos, y lo mejor de todo es que las donaciones no cesan de llegar. ¡Estupendo!

La extensión planetaria de las diferencias económicas, políticas, educativas, sanitarias, etc., acrecientan el escepticismo, cuando no el desánimo, en lo que se refiere a los propósitos de avanzar hacia la solidaridad.

Pero, no me cabe la menor duda de que en el caso de Ayaan y Mikaeel la ternura, el cuidado y la empatía de sus padres constituyen en estos sus primeros años de vida un valor imponderable para que continúen desarrollando sanamente sus afectos, emociones, sentimientos y experiencias vitales básicas.

Ver esta publicación en Instagram

Thank you so much for the message Angelina Jolie 💙 #yemen #lemonaidboys #yemencrisis #angelinajolie

Una publicación compartida de Ayaan & Mikaeel (@lemonaidboys) el

El cultivo de valores como la solidaridad debe comenzar cuanto antes, y afianzarse con el ejercicio para ir de su mano por el camino de la sintonía, de la reciprocidad y de la compenetración con el otro. Comparte esta hermosa historia de solidaridad con tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!