Va al médico por una extraña mancha en su cuello y termina sin 50 centímetros de piel

El cáncer de piel no es un asunto que debe ser tomado a la ligera, los médicos nos instan a revisar regularmente cualquier anormalidad que percibamos. Alguna mancha, lunar con forma extraña u otro detalle pueden ser de suma importancia. Este es el pequeño acto que marca el límite entre la vida y la muerte.

Así pudo comprobarlo recientemente un hombre australiano de 37 años llamado Ryan Glossop. Después de percibir una mancha extraña en su cuello fue diagnosticado con melanoma y debió someterse a 40 biopsias y 4 intervenciones quirúrgicas.

En dichas intervenciones los médicos debieron extraer aproximadamente 40 cm de piel ubicada en cuello y espalda, pues a pesar de la extirpación de la piel afectada en un comienzo el melanoma siguió avanzando.

Todo empezó con una pequeña mancha

En las últimas cirugías los médicos trasplantaron piel de su pierna a la zona afectada en cuello y espalda.

Después de esta traumática experiencia Ryan se dedicó a contar su historia en las redes sociales para alertar a las personas sobre el cáncer de piel y lo importante que es realizar chequeos periódicos.

“Toda esta experiencia ha sido muy difícil para nosotros, pero si algo bueno sacamos de esto, es que ahora queremos ayudar a aumentar la conciencia sobre el cáncer de piel.

El Melanoma representa el 10 % de todos los cánceres de piel, por eso es tan importante que todo el mundo mantenga un control regular de salud”, comentó Ryan.

Pero lo importante para él es haber notado a tiempo la irregularidad, y haber podido salir de esta situación sin complicaciones, hoy tiene bien estado de salud.

“He sido afortunado al haber tenido la oportunidad de acceder a un chequeo dermatológico. Por suerte, todo eso ya es pasado y ahora solo miro hacia el futuro. Pero, por favor, acudan a revisar su piel”, añadió.

Ahora Ryan está creando, con el apoyo de su familia, una campaña de recaudación de fondos para las investigaciones y el tratamiento de aquellos que padecen cáncer de piel.

“Qué suerte la de este hombre, de poder vivir otro día más para contar su historia, muchos no logran salvarse de una enfermedad como esta, pero afortunadamente él sí pudo hacerlo. Y aunque queda una cicatriz en su espalda no pierde la motivación de enseñar a otros a prestar atención y no ignorar los síntomas”, comentó una internauta.

El melanoma en el cuello de Ryan logró expandirse rápidamente pero su ánimo no decayó; por el contrario, siguió luchando para sobrevivir a tan dura experiencia. Aprendamos de lo sucedido y nunca descuidemos nuestra salud.

Comparte esta historia con tus amigos y familiares, juntos podemos crear conciencia sobre la importancia de revisar periódicamente cualquier anormalidad en la piel.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!