Una presentadora termina en el hospital tras ser advertida sobre el bulto que tenía en su cuello

La relación entre los espectadores de programas televisivos y sus conductores puede ser más estrecha de lo que la mayoría se imagina. Así quedó evidenciado en Australia, cuando una usuaria detectó algo extraño en una reportera a través de la pantalla de la televisión, se lo comunicó y gracias a eso la mujer de medios abordó a tiempo el problema. 

Antoinette Lattouf es una reportera de Network Ten, un canal de televisión australiano. Una vez que finaliza cada una de sus transmisiones, recibe comentarios de todo tipo y de muchas personas.

Antoinette Lattouf

Pero un mensaje que recibió en Facebook era distinto a los demás, al principio no lo tomó muy en serio 

¿Antoinette Lattouf le han revisado la tiroides? No quiero parecer como inteligente o curiosa, solo me preocupa lo que vi hoy en la televisión”, escribió la espectadora Wendy McCoy.

De inmediato el editor del programa le respondió consultándole si tenía conocimientos médicos que dieran pie a su comentario.  

“No soy médico, pero me recuerda a mis amigos, cuando veo su lado izquierdo del cuello. Me sentí preocupada y pensé que debería decir algo”, respondió Wendy.

Antoinette se preocupó por la respuesta, y de inmediato miró con detenimiento el último programa, y en efecto, pudo notar a qué se refería la espectadora, se le veía un bulto en su cuello que jamás lo había notado. 

“Me quedé sorprendida. Parecía que tenía una manzana de Adán. Algo definitivamente sobresalía de mi cuello”, comentó la reportera. 

Debido a que muchos de sus familiares tenían antecedentes de enfermedades tiroideas, incluso cáncer de tiroides, la afectada no dudó en ir al médico para que la examinara. 

“Tres análisis de sangre, un ultrasonido y una tomografía computarizada más tarde, resulta que Wendy decía la verdad, y tengo un quiste grande y una enfermedad autoinmune que necesita cirugía“. Agregó Antoinette 

Por fortuna el quiste era benigno, pero por estar localizado en el conducto puede provocar problemas en cuanto a la capacidad de tragar, hablar e incluso respirar.

Es necesario el continuo seguimiento médico para tenerlo controlado o tomar las medidas que correspondan dependiendo de cómo evolucione. 

Antoinette estuvo muy agradecida con Wendy por haberse dando cuenta, e informar de inmediato algo que por tanto tiempo había pasado desapercibido por la afectada.  

Así que decidió contactarla y agradecerle en persona por el bien que hizo no solo a su salud, sino también a su carrera. 

Esos son los comentarios que se necesitan los constructivos, que hacen bien o previenen de algún mal que pueda a afectar a las personas.  

Seguramente Antoinette estará por siempre agradecida de una desconocida, que se preocupó por algo que le pareció extraño y que podría afectarla. 

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y conocidos.  Y no descuides por nada tu salud, recuerda que es el bien más preciado que tienes.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!