Los compañeros de la mujer de 60 años que camina 20 kilómetros para trabajar la hacen llorar

Para algunas personas el trabajo es la prioridad, no importa el clima o el medio para llegar, o importante es cumplir con las responsabilidades. Por eso, para Darlene Quinn, una mujer de 60 años no hay excusas para llegar al trabajo, todos los días camina kilómetros para poder llegar a las oficinas de FedEx.

En vista de ello, sus compañeros decidieron hacer algo para sorprenderla y evitarle la fatiga diaria de caminar.

Quinn trabaja en el turno de las 4 de la mañana.

Quinn caminaba todos los días de la casa al trabajo un poco más de 19 kilómetros, pero sus compañeros nunca la escucharon quejarse de eso. Su auto se había dañado desde hace más de tres meses pero no tiene los recursos para arreglarlo, por lo que decidió caminar a diario.

Fue entonces cuando su compañero Josh Lewis y su jefe, consiente de la situación económica de Quinn abrieron una cuenta GoFundMe para recaudar dinero y comprarle un auto nuevo.

Cien personas realizaron donaciones e hicieron posible la sorpresa.

Fue solo cuestión de días para que las personas donaran y lograran comprarle un auto nuevo. Lewis llamó a su compañera que ignoraba todo lo que estaban haciendo a la oficina y la sorprendió con la noticia. Parte de las palabras del compañero dicen lo siguiente:

Hay muchas personas en esta comunidad que te aman y se preocupan por ti. Nos has inspirado a muchos de nosotros a hacer grandes cosas, ir a trabajar y apoyarnos, y hacer lo que tenemos que hacer”.

Ante tan hermoso gesto la mujer no aguantó la emoción y lloró de felicidad. Quinn se convirtió en un rostro familiar para los lugareños, quienes la veían pasar diariamente al trabajo.

La mujer esta eternamente agradecida con las personas que hicieron posible que tuviera un auto nuevo.

La felicidad de Quinn conmocionó a todos sus compañeros.

Como si fuera poco, dos empresas locales, que desean permanecer anónimas, se ofrecieron a darle cambios de aceite gratuitos y servicio de neumáticos el tiempo que sea necesario. Algo que sin duda ayuda a la economía de Quinn y hace posible que pueda mantener el auto.

Josh hace años pasó por una difícil situación y muchas personas lo ayudaron, sentía que debía devolver el favor y ayudar a su compañera.

Acciones como estas nos hacen pensar que todavía hay personas que se preocupan por los demás. Deseamos más personas sigan haciendo causas justas que por muy pequeñas  que sean hacen la diferencia.

Comparte esta nota en tus redes y hagamos viral un bello ejemplo de solidaridad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!