Una pareja podría acabar tras las rejas porque su amor está prohibido para la ley

Un dicho popular es que nadie elige de quién se enamora, y hay algunos países que dan esto como válido, pues no son pocas las ciudades en las que no se permiten los matrimonios entre familiares, al menos entre primos.

Pero al parecer una pareja de primos que se casaron no tomaron la precaución de verificar en qué ciudad sí podían casarse, y ahora están enfrentando la posibilidad de que ambos puedan ir a la cárcel acusados de incesto.

Michael Lee y Angela Peang se casaron en marzo de 2019, ahora Angela está embarazada, y aunque esto es lo normal en cualquier matrimonio, no lo es en este, pues la relación que los une va más allá de ser esposos, además son primos hermanos, y esta es la razón por la cual podrían ser detenidos.

Ambos viven en Utah, ciudad en la que no están permitidas las relaciones entre primos, a diferencia de otras ciudades de los Estados Unidos.

Ninguno de los dos tomó las precauciones necesarias en cuanto a los problemas que podría acarrearles su matrimonio, así que están en riesgo de enfrentar una pena de al menos cinco años en la cárcel y una multa de hasta 10 mil dólares.

“Habiendo tantas ciudades en Estados Unidos en las que el matrimonio entre primos es legal, lo mínimo que pudieron haber hecho era ir a una de ellas y evitarse problemas”, comentó un internauta.

Los primos se reencontraron hace poco, después de que ambos se separaran de sus respectivas parejas, pero declararon que su primer beso fue cuando ellos tenían cerca de siete años, cuando se escondieron en un clóset, dijeron que desde ese momento algo especial surgió entre ellos.

“Cuando volví a ver a Michael supe de inmediato que estábamos destinados a estar juntos, supe que estaba haciendo lo correcto”, declaró Angela.

Ahora Angela está embarazada y dicha condición podría ser la que lleve a ambos a la cárcel, por lo que están luchando por lograr que el estado de Utah legalice los matrimonios entre familiares.

“Hicimos una investigación profunda para asegurarnos de que nuestros genes fueran compatibles para tener un bebé que no presente afectaciones genéticas, y las pruebas arrojaron que está bien que seamos padres”, declaró Angela.

Angela y Michael llevaron su historia a televisión el año pasado y ahora se están preparando para participar en un reality llamado Extreme Love.

Comparte esta polémica historia con todos tus amigos y déjanos saber qué opinas de las relaciones amorosas entre familiares. ¿Crees que definitivamente en el corazón no se manda?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!