Decide dejar de depilarse las cejas y se convierte en modelo en contra de los estereotipos

Muchas veces sucumbimos ante las presiones y los estereotipos de belleza. Sin embargo, cada persona es diferente y cuando nos aceptamos tal y como somos parece que las cosas comienzan a caer en su lugar. Sarah Marie Clarke es una joven que siempre se ha caracterizado por tener unas cejas muy pobladas.

Sarah vive en Dinamarca.

Esto la hacía sentir muy incómoda y juzgada por los demás, así que cada semana tenía que tomarse unos minutos para sacarse las cejas y tratar de lucir como la mayoría.

“Mi madre siempre me decía que podía cortar o teñir mi cabello, pero que luciera mis cejas naturales”.

Su madre la invitaba a aceptarse tal y como era, especialmente sus cejas. Sarah lo llegó a considerar un par de veces pero sus amigos y los chicos con los que salían le advertían que el resultado podría resultar demasiado extraño. Sin embargo, dando algunos vistazos en internet, la joven se dio cuenta de que algunas modelos y celebridades estaban comenzando a lucir sus cejas pobladas y decidió darle una oportunidad.

“Un día, cuatro chicas en bus comenzaron a tomarme fotos, a gritarme y a decirme cosas horribles. No me importa porque ahora consigo muchos trabajos gracias a mis cejas”.

Al principio, le daba mucho miedo y comenzó por utilizar un poco de maquillaje para disimular sus cejas. Se sentía genial con el resultado pero salir a la calle era un verdadero reto ya que sabía que podría convertirse en el centro de todas las miradas.

Sarah tiene actualmente 18 años de edad.

Finalmente, en marzo del 2019 reunió las fuerzas suficientes y comenzó a lucir sus cejas completamente naturales. Como era de esperar, muchas personas la criticaron, señalar e incluso le dieron tratos injustos. Sin embargo, todo venía con un curioso lado positivo.

“Ahora me siento mucho mejor sobre mí misma. Creo que me veo hermosa. El punto de todo esto es hacer lo que te haga sentirte mejor”.

Varios fotógrafos profesionales quedaron cautivados con el look tan particular de Sarah y comenzaron a ofrecerle trabajos como modelo. Muchas personas no paraban de darle cumplidos y felicitarla.

“ Me sentía cada vez más cómoda”.

Fue un paso muy difícil de dar, pero ahora se ha convertido en toda una celebridad de las redes sociales y quiere aprovechar este momento para inspirar a otras jóvenes que se sienten obligadas a sacar sus cejas sólo para encajar y cumplir con diferentes estereotipos de belleza.

¿Qué opinas del cambio de look de Sarah después de que dejó de sacarse las cejas? Comparte esta nota para compartir su polémico mensaje.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!