Una oficial de policía usa su cuerpo como escudo para salvar la vida de su hija de 5 años

La teniente del Departamento de Bomberos de Richmond, Ashley Nicole Berry, estuvo en el lugar equivocado el día equivocado y esto terminó por arrebatarle la vida justo en la víspera de Noche Buena.

La mujer de 33 años salía de la casa de su novio cuando un tirador inició una lluvia de balas y una de esta le cegó la vida a la valiente madre que sólo intentaba proteger a su pequeño de 5 años.

El jefe de policía de Hopewell, Kamran Afzal, dijo que el apartamento de al lado era el objetivo previsto del hombre que desenfundó el arma.

Alrededor de las 11:39 pm del 24 de diciembre, la policía recibió la llamada de emergencia. Las autoridades y paramédicos llegaron al lugar y encontraron a Berry tendida en el suelo con una lesiones graves, así que procedieron a llevarla a un hospital.

Lamentablemente, la teniente no pudo resistir y terminó perdiendo la vida en el centro médico.

Las autoridades afirmaron que Ashley Nicole estaba protegiendo a su pequeño en el momento en que fue impactada y catalogaron la acción como su último acto de amor que hizo por su criatura, llamándola una verdadera heroína.

«Creemos que estaba protegiendo a su hijo. Eso es lo que esperaría. Los bomberos y los agentes de policía dan sus vidas por otras personas y ni siquiera lo piensan dos veces. Ella fue una verdadera heroína», comentó Afzal.

Waverly Berry, padre de Ashley, le ha dicho a la hija de la mujer sobre la importancia que había tenido el acto de su madre.

«Le dije que el último acto de amor de su madre para ella fue empujarla hacia abajo. Ella te empujó hacia abajo por una razón. Lo bueno es que Dios puso su protección sobre ti, para que aún podamos tenerte», confesó Barry.

George Berry, primo de Ashley, dio una rueda de prensa en la que hizo llorar a todos los presentes pues aseguró que la teniente había actuado según su instinto de madre y dio su vida por salvar la de su pequeño de esa lluvia de detonaciones.

«Era una amada madre de tres hijos y siempre será la heroína de sus hijos», dijo George.

Con mucho pesar hay que admitir que la violencia sigue empañando la felicidad de muchas familias y no distingue profesiones ni condiciones sociales. Hasta el momento las autoridades no han atrapado a ningún sospechoso por la muerte de esta honorable madre.

Enviamos nuestras condolencias a esta familia. Comparte esta nota y ayúdanos a pedir justicia por este lamentable hecho.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!