Una niña de 4 años pierde la vida en una atracción mecánica dirigida por su padre

Los juegos mecánicos son sinónimo de diversión, alegría y sano entretenimiento. La adrenalina que corre por cada usuario de estas estructuras le ayuda a relajarse, pero, ¿te has preguntado qué tan efectivas son las medidas aplicadas a estos centros de distracción?

En esta nota te contamos cómo no siempre en estos juegos se toman las previsiones más adecuadas para evitar accidentes.

Instantes de angustia y de dolor se vivieron en Hidalgo, México, al conocerse a través de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, el trágico deceso de una pequeña niña de 4 años de edad quien se encontraba en una de las atracciones de la Feria de San Francisco Pachuca.

Según trascendió, la infortunada niña, hija del operador de uno de los juegos mecánicos, habría rozado sin querer un cable de alta tensión, lo que ocasionó una fuerte descarga eléctrica a la pequeña, quien falleció minutos después en terapia intensiva.

El accidente ocurrió a la 19:00 horas y la pequeña fue trasladada de inmediato a la Cruz Roja que realizó todo lo humana y médicamente posible para salvarle la vida, sin resultados positivos.

Por su parte, las autoridades correspondientes realizan las investigaciones para deslindar responsabilidades, pero además lamentaron lo sucedido y se pusieron a la orden del compungido padre de la menor, de 27 años, identificado como C.M.A.

Sin embargo, existe otra versión de los hechos que indica que probablemente la menor cayó por accidente o se pasó por travesura a la vía del juego mecánico conocido como “Safari”, donde tuvo lugar la tragedia que hoy enluta a una familia más.

Lo más increíble e indignante del hecho es que los organizadores de la Feria no hicieran mención siquiera de lo sucedido en sus instalaciones y solo se dedicaran a promocionar a sus artistas exclusivos que, dicho sea de paso, hasta el gobernador de Hidalgo fue a ver tocar.

Por lo visto, ni la municipalidad, gobernación o algún ente del Estado asume la responsabilidad de la seguridad de los juegos mecánicos. No dudan en delegar esa responsabilidad a la comunidad.

Tampoco existe, en la mayoría de los casos, una verificación del estado o funcionamiento de las estructuras que se instalan, ya que no tienen el personal ni la capacidad para evaluar todos los puestos.

Desde luego, los juegos mecánicos son infaltables en las ferias, pero su alegría y colorido se ha visto ensombrecido por este tipo de percances lamentables como el de nuestra historia de hoy.

Por eso, si vas a uno de estos centros de diversión y esparcimiento con un niño, ten en cuenta que los menores siempre deben estar acompañados de una persona adulta. Nunca, jamás los dejes solos y sin vigilancia. Evita pasar por una tragedia tan dolorosa.

Comparte esta historia con tus familiares y amigos y recuerda que la prevención es la mejor herramienta para evitar accidentes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!