Responden la carta de una niña de 11 años que pidió en Navidad curar su corazón enfermo

Ningún niño debería enfrentarse a la terrible situación de encontrarse gravemente enfermo y no poder contar con los recursos económicos suficientes para acceder a la salud. Tristemente, esto fue lo que vivió una pequeña de 11 años de edad que padece una grave enfermedad cardíaca.

Residente de Cidade Ocidental, Brasil, Maria Júlia Fontenele Neves, ha sido sometida a ocho cirugías y esperaba, desde hace tres meses, un procedimiento de emergencia para tratar su afección cardíaca. Su historia tocó el corazón de un hospital privado y pudo tener un final feliz.

La estudiante escribió una carta a Santa Claus pidiendo un cateterismo, un procedimiento cardíaco, para Navidad, gracias a esa carta sensibilizó a los encargados de la clínica. Fue ingresada en un hospital privado en Goiânia para prepararse para someterse al procedimiento.

La niña padece una grave enfermedad conocida como síndrome del “medio corazón”

“Estoy muy feliz, con muchas esperanzas de que todo salga bien. Todo saldrá bien”, dijo María Júlia.

Tras ser ingresada en el Hospital de Niños el sábado 12 de diciembre de 2020. La madre de la niña, Arilene Maria Fontenele, de 41 años, luchaba arduamente para que el procedimiento quirúrgico pudiera realizarse en un hospital público. Pero, la gerencia del hospital privado se conmovió por la historia y realizará el procedimiento de forma gratuita.

«Estoy tan feliz de que ni siquiera puedo creerlo, mi hija solo quiere estar bien», señaló la madre.

María Júlia ya se sometió a análisis de sangre, radiografías y está tomando un medicamento. Además, fue recibida con una fiesta en el hospital.

Todas las semanas, la familia de Maria Júlia recorría casi 200 km desde la Cidade Ocidental hasta Goiânia, en busca de respuestas a la solicitud del procedimiento en el servicio público. El tratamiento en la red privada cuesta alrededor de 30 mil dólares, un monto que la familia no podía pagar.

María Júlia escribió una carta a Santa Claus porque era difícil ir al hospital todas las semanas y solo quiere estar saludable.

Con un tratamiento adecuado, identificado con el cateterismo, Maria podrá tener una mejor calidad de vida

“Es muy complicado, porque cada vez que vamos no pasa nada, así que escribí la carta. Mi deseo es curarme y no tener que ir al hospital todos los días”, comentó la niña.

Maria Júlia escribió la carta el martes pasado 08 de diciembre y decidió ponerla en el árbol de Navidad de la familia. La coordinadora de la Asociación Amigos del Corazón, Marta Camargo, se enteró de la historia de María Júlia y publicó la carta en las redes sociales, con la autorización de la madre de la niña.

El cateterismo fue todo un éxito y la pequeña por fin podrá iniciar un tratamiento que le permita vivir de mejor manera y por mucho tiempo.

“Nuestra paciente María Julia, hizo el procedimiento aquí en el Hospital del Niño, por el equipo de @hemo_kids, donde fue detectado el defecto a través del cateterismo y fue posible la corrección del problema. Lo que significa que tuvimos éxito en el procedimiento”, comunicó el Hospital.

No cabe duda de que todos los sueños se hacen realidad cuando se desean desde el fondo del corazón, como hizo Maria Júlia.

¡Enhorabuena por ti pequeña, mereces eso y mucho más!

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y nunca dudes en ayudar a quienes más lo necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!