Una mujer sale de viaje y al regresar se encuentra a un bebé recién nacido dentro de su lavadora

Sangduen Khaorueng, de 47 años quien es dueña de una lavandería en Krabi, al sur de Tailandia, se llevó una gran sorpresa al encontrarse un bebé de pocos días de nacido en el interior de una lavadora. La criatura aún tenía el cordón umbilical pegado a su indefenso cuerpo.

Sangduen dijo que había cerrado su negocio un viernes en la tarde, como siempre lo hacía. Pero cuando regresó el lunes por la mañana, le pareció haber escuchado el llanto desconsolado de un bebé.


Al principio no le prestó mucha atención porque el sonido le parecía venir desde muy lejos, llegando a creer que tal vez se trataba de algún niño de un vecino que lloraba desde una vivienda cercana a la tienda.

“Me fui el viernes a las provincias para hacer negocios y la tienda estuvo cerrada todo el fin de semana. Cuando volví pude escuchar a alguien llorar. Pensé que era de la casa de un vecino, así que no hice nada”, comentó la dueña del establecimiento.


El llanto seguía y Sangduen Khaorueng estaba cada vez más intrigada por saber de dónde procedía. Empezó a buscar por todos lados hasta que se dio cuenta de donde provenía el sonido, e inmediatamente llamó a las autoridades.

“El llanto continuó después de que yo hubiera estado fuera y volviera. Seguí el ruido y vi al bebé dentro de la lavadora. Llamé a la policía inmediatamente”, añadió Sangduen.


La trabajadora no salía de su asombro al ver dentro de la tina de la lavadora un pequeño cuerpecito que sorprendentemente aún tenía el cordón umbilical pegado a él.

El bebé estaba envuelto en una toalla de color blanco y lloraba sin parar.

El instinto materno de la mujer afloró de inmediato y tomó al bebé en sus brazos tratando de calmar su llanto


El caso fue puesto ante las autoridades tailandesas, quienes tomaron la custodia del bebé abandonado.

Un equipo de médicos especialista llegó al lugar para evaluar las condiciones físicas de la inocente criaturita. Estos confirmaron que no presentaba ninguna lesión aparente. Y en vista de que estaba hambriento por tantos días que llevaba sin comer, procedieron a preparar un biberón para alimentarlo lo más rápido posible.

El bebé tenía aproximadamente unos cinco días de nacido

La policía de Tailandia, a cargo del Teniente Sanya Kaewnui Krabi, está en la búsqueda de la inhumana madre del bebé, para que responda ante la justicia por esto que ha ocurrido, o de cualquier otro familiar que pueda aportar información sobre su paradero.

“Mi equipo revisará el CCTV desde la calle para tratar de encontrar a la madre. Si el bebé no puede ser devuelto a la familia, lo criarán en un orfanato y lo ofrecerán en adopción”, dijo el teniente.

Es triste que un bebé tan pequeño corra con esta suerte. Roguemos que consiga una buena familia que desee adoptarlo. Si sus padres decidieron abandonarlo, no merecen tenerlo de vuelta.

Comparte esta dramática historia con tus amigos y fomentemos el valor de la vida de seres indefensos como los niños

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!