Una madre encuentra en su casa a una mujer desconocida a punto de bañar a su hija de 2 años

Dicen que el miedo es libre y algunas personas sienten temor a ciertas situaciones que aseguran no poder controlarlas, como la oscuridad, lo desconocido, o la presencia de un ladrón en casa, especialmente cuando hay niños pequeños.

Pero Areica Hill, una madre de Ohio, Estados Unidos, sí que tuvo el susto de su vida al descubrir que una mujer desconocida había irrumpido en su domicilio tras encontrar una puerta abierta; sin embargo, esa no era la peor parte.

Areica tiene 31 años de edad y vive con su novio y una pequeña de 2 años

“Me levanto y camino hacia mi puerta (del dormitorio), y por la forma en que está configurada mi casa, puedo mirar por el pasillo. Veo a una mujer blanca, inclinada con mi hija de 2 años sobre la bañera a punto de bañarla”, declaró Areica a los medios locales.

Se quedó absolutamente en shock ante la situación tan extraña que estaba presenciando, pero como era lógico sabía que no era nada bueno, no tenía idea quién era esa mujer, cómo es que estaba en su casa, y qué pretendía con su pequeña. Eran muchas las preguntas y pocas las respuestas.

“Nunca había visto nada igual”, agregó la madre de la pequeña.

Areica y su pareja se habían despertado el pasado miércoles por la mañana con el sonido de los pasos de un perro arrastrando una cadena. Su sorpresa fue enorme al encontrar a un perro color blanco y negro en su domicilio y también descubrir la puerta abierta.

Los instintos maternales de Hill se activaron de inmediato y forcejeó con la mujer para separarla de su hija, después consiguió que su novio la retuviera mientras ella daba parte a las autoridades. Luego Areica corrió para sostener a su pequeña y verificar que la mujer no le hubiera hecho ningún daño.

La intrusa fue identificada como Elizabeth Hixon, de 22 años de edad.

Fue acusada de robo y arrestada por entrar sin permiso al domicilio de Areica a través de una puerta entre abierta, en el condado de Franklin. Sin embargo, horas después la acusada fue puesta en libertad bajo fianza en el Tribunal Municipal del Condado de Franklin y este viernes tiene que presentarse en el juzgado.

En las declaraciones juradas rendidas por Hixon, aseguró que ella “ingresó al domicilio para atender a un menor que ese encontraba afuera de la residencia”.

La madre de la acusada ha justificado ante los medios locales las acciones de su hija diciendo que “nunca tuvo malas intenciones”, sin explicar los motivos de su conducta. Mientras que Hill no se ha quedado tranquila y piensa formular otros cargos en contra de Hixon.

¿Qué opinas de la extraña situación que tuvo que vivir Areica al encontrarse con una desconocida intentando bañar a su hija? ¿Crees que Elizabeth dice la verdad? Comparte tu opinión en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!