Una madre aparentemente sana muere de forma repentina el día de Navidad

La Navidad está relacionada con felicidad y alegría. Sin embargo, las tragedias no conocen de fechas y parecen llegar en los momentos menos esperados. De tal forma lo demuestra la tragedia que atraviesa una familia de Liverpool, Reino Unido, desde la muerte de la madre el día de Navidad.

Natalie Jordan, de 55 años, murió de forma repentina el 25 de diciembre. La mujer aparentemente sana falleció y dejó huérfanos a 4 hijos. En mayor de ellos, Jamie tiene 21 años y es discapacitado, su hermana Ellie de 20 años se ha hecho responsable de él y de sus otros hermanos Faye de 17 años y Sophie de 14.

Para la adolescente su vida cambió por completo esa mañana de Navidad, pues no sólo perdió a su madre sino que las circunstancias la han llevado a convertirse en cabeza de su hogar. En vida Natalie se dedicaba a tiempo completo al cuidado de sus hijos, especialmente de Jamie, y ahora Ellie Jordan es quien debe hacerlo.

«He dejado todo para cuidar de mi hermano. Estaba planeando ir a la universidad, pero ahora no estoy segura de poder hacerlo«, dijo Ellie Jordan.

Natalie Jordan y su hija Ellie Jordan.

La mañana de Navidad, Natalie no acompañó a sus hijos a abrir todos los regalos. Mientras estaban en ello, la mujer se fue a su cama porque se sentía realmente mal.

Un dolor intenso la atacó y  su hija Ellie debió llamar a emergencias. Al llegar la ambulancia, la joven acompañó a su madre al hospital sin imaginar que estaba cerca su muerte.

Las causas del fallecimiento de Natalie no están aún muy claras, según señala el reporte médico el malestar fue causado por un coágulo de sangre en su cerebro, el cual le quitó la vida. Sin embargo, todos los familiares y amigos quedaron sorprendidos ante la noticia, pues Natalie era una mujer en apariencia saludable y en forma.

Una perdida realmente trágica para estos chicos que han quedado sin madre. Por esa razón, con el fin de ayudar un poco, una persona cercana a la familia creó una campaña benéfica para el funeral de la ama de casa y para solventar un poco la apretada situación que atraviesan sus hijos.

Sophie, la niña menor, está al cuidado de su padre pero la pequeña preferiría regresar a su casa materna junto a sus hermanos. La niña los visita a menudo y comparte gran parte del tiempo con ellos, pues todavía no se adapta a los cambios.

Esperamos el panorama pueda cambiar para estos pequeños. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!