Una familia sobrevive encerrada bajo tierra durante 9 años esperando el fin del mundo

Las teorías sobre el fin del mundo son muchas y muy diversas, diferentes culturas ancestrales tienen su propia versión, y también existen versiones modernas, aunque definitivamente es un hecho que esto no puede preverse como se piensa.

Por desgracia hay personas que se toman como ciertas estas teorías y modifican el ritmo de su vida tan sólo para esperar el gran final.

Una familia de Holanda lleva al menos nueve años viviendo en el sótano de una granja, lugar en el que esperan estar seguros para cuando llegue el fin del mundo.

Al parecer, un miembro de la comunidad denunció el hecho por medio de una red social, de forma anónima, diciendo que estaba preocupado por la manera de vivir de una familia, que llevaba encerrada mucho tiempo. 

Las autoridades de la localidad llegaron al lugar que se les indicó y se encontraron con seis adultos, a quienes les brindaron apoyo médico y psicológico. Al parecer el hombre que tuvo la gran idea de esta conducta tiene 58 años y no quiso colaborar con la policía, por lo que lo arrestaron. 

Después salió a la luz que uno de los integrantes de la familia había escapado del lugar, se dirigió a una cafetería y ahí le informó al dueño de lo que estaba pasando, además de que le pidió ayuda para que informara a las autoridades. 

“El chico se veía mal, tenía la barba crecida  y descuidada, y la ropa maltratada, además de lo que me dijo, su aspecto también me llevó a informarle a la policía”, declaró Chris Westerbeek, dueño de la cafetería.

Jan Zon van Dorsten ha sido identificado como el hermano que dio la alarma

En el sótano de la granja encontraron a cinco adolescentes y a su padre, quien sufrió un derrame cerebral hace algunos años; todos los hijos eran mayores de 16 años y declararon que se alimentaban con alimentos de un huerto y de una cabra. 

No se sabe del paradero de la madre, aunque los vecinos afirman que sí estaba con la familia cuando llegaron a la granja, la cual adaptaron de inmediato como un refugio. 

“Qué le pasa a las personas, este es un caso claro de secuestro, y debería proceder como tal”, declaró un internauta. 

Los vecinos declararon que no sabían lo que sucedía en la granja, aunque siempre vieron la propiedad con desconfianza. 

La persona de 58 años, de quien se sospecha es el líder, será investigado por secuestro y privación de la libertad, y se investigará con más detenimiento este raro caso. 

Existen creencias personales en las que cada uno de nosotros nos confortamos, pero nunca se deben anteponer esas creencias a la integridad física y mental de nuestra familia, debemos respetar la decisión de vida de cada miembro de ella y no coartar su libertad.

Comparte esta nota para que más personas conozcan esta extraña situación y nos den su opinión sobre el caso. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!