Una enfermera deja caer a un bebé recién nacido por usar su teléfono móvil

Todos los oficios exigen compromiso y responsabilidad, pero el de los sanitarios requiere toda la concentración posible porque la vida de los pacientes está en manos de quienes los atienden.

Cualquier error o distracción puede causar daños irreversibles e incluso puede costarle la vida a una persona.

Sin embargo, hay casos de negligencia que dejan a familias devastadas, tal como ocurrió recientemente en un hospital de Bolivia.

Ante la mirada consternada de la madre una enfermera dejó caer a un bebé por distraerse atendiendo su teléfono móvil durante su jornada de trabajo.

Los testigos del hecho miraron consternados cómo el pequeño se precipitó al suelo, lamentablemente sufrió un hematoma en la cabeza y fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos para tratar la grave lesión.

El teléfono móvil de la enfermera sonó y ella alzó al bebé usando un solo brazo para contestar sin importar que atentara contra su seguridad. Al no poder sostenerlo de manera adecuada, el niño se resbaló y cayó al suelo mientras su madre observaba atónita desde la camilla hospitalaria.

Uno de los testigos del lamentable hecho ofreció declaraciones al respecto:

“No tienen cuidado, están más pendientes de chatear”, dijo un familiar del recién nacido que condenó el acto de negligencia de la enfermera.

Aseguró que quisiera que en el hospital prohibieran que los sanitarios usen su teléfono móvil en su jornada de trabajo.

Las autoridades policiales de Bolivia anunciaron que aplicarán sanciones contra la enfermera responsable del lamentable incidente que dejó al bebé en la UCI luchando por sobrevivir.

Según los medios de comunicación locales la enfermera estaba atendiendo a la madre del bebé que acababa de dar a luz cuando sonó su teléfono y soltó al niño sosteniéndolo con una sola mano para poder contestar.

La madre estaba en la camilla con miembros de su familia a su alrededor que presenciaron el hecho. Grabaron un vídeo que se difundió en las redes sociales en el que se observa a la madre discutiendo con el personal sanitario.

“La sangre estaba así. De la camilla lo hicieron caer. El jueves también una señora estaba gritando, estaba la sangre así, un montón. No tienen cuidado, están más atentas a sus teléfonos”, dijo uno de los testigos.

Pacientes del hospital y sus familiares alzan su voz protestando contra la negligencia de la enfermera pidiendo que prohíban el uso de los teléfonos móviles cuando trabajan.

Algunos aseguran que no es la primera vez que los sanitarios descuidan a los pacientes.

En el hospital, la directiva se pronunció comprometiéndose a tomar cartas en el asunto y ejecutar medidas contra la enfermera que dejó caer al recién nacido.

No se han podido conocer detalles del estado de salud del menor, la noticia causó conmoción no solo en el país latinoamericano sino en otras latitudes. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!