Una boda les cuesta la vida a los padres de los novios y deja a 12 invitados en peligro

En esta época en la que la pandemia de coronavirus ha dejado el devastador saldo de 13,1 millones de personas infectadas y 573 mil fallecidos se ha establecido un confinamiento obligatorio que ha cambiado la vida de todos.

Para la gran mayoría de los ciudadanos la nueva normalidad implica tener un sistema educativo a distancia, trabajar desde casa y suspender todo tipo de congregaciones públicas y eventos.

Muchas parejas tuvieron que suspender la celebración de su boda, mientras que otras se han atrevido a hacerla a pesar del riesgo que implica aun empleando medidas de seguridad.

La celebración de una boda en Irán les costó la vida a los padres de los novios después de ser infectados por coronavirus después del matrimonio, decenas de invitados también se contagiaron.

El evento se realizó en Urmia, al noroeste de Irán, y produjo un brote masivo de coronavirus.

De acuerdo con la información suministrada a los medios de comunicación locales por Javad Aghazade, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la ciudad, los padres de los novios fallecieron tras contagiarse en el tradicional banquete. Además, 12 invitados luchan contra las consecuencias del COVID-19 tras ser infectados.

En Irán, las autoridades prohibieron las fiestas y celebraciones como bodas y funerales para evitar la propagación del COVID-19 que ha afectado gravemente al país donde se han registrado hasta el momento 13.211 fallecidos.

No es el primer incidente de este tipo, en Patna, India, el pasado mes de junio, una boda causó un brote de coronavirus que dejó a 80 invitados contagiados y causó la muerte del novio apenas dos días después del evento.

El pasado domingo, el rector universitario Javad Aghazadeh ofreció declaraciones sobre el caso de Irán.

Mientras que el pasado miércoles, las autoridades volvieron a prohibir la celebración de eventos después de una segunda ola de contagios en el país donde se han infectado 262 mil personas.

Según los expertos, no es el momento de frenar las medidas de seguridad para prevenir el contagio de coronavirus. Es responsabilidad de cada ciudadano prevenir utilizando la mascarilla, cumpliendo con la distancia social y evitando las aglomeraciones a pesar de que se haya flexibilizado el confinamiento.

La noticia de la tragedia que embarga a esta familia ha causado conmoción, la alegría de la pareja por su matrimonio se vio empañada por la pérdida de sus padres de una manera repentina y desoladora.

Es un compromiso de todos crear consciencia sobre la gravedad de este virus, compartamos un mensaje de solidaridad con todas las víctimas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!