Un sonido inconfundible hace que estas chicas se congelen en pleno partido de fútbol

El fútbol es uno de los deportes más aclamados a nivel mundial y durante un partido los ánimos siempre se calientan; más aún cuando se está ante dos equipos rivales por naturaleza.

Justo en ese momento nadie quisiera que el juego se detuviese.Sin embargo, hay una razón poderosa por la cual el equipo del Great Falls High, en Montana, interrumpe su defensa o ataque a la misma hora todas las tardes.

Un par de segundos de un sonido especial fueron necesarios para que el campo entero de fútbol quedara literalmente congelado.

El partido entre Great Falls High y CM Russell que se jugaba en casa en el Siebel Soccer Park en Great Falls, Montana, fue el escenario de este evento.

Las jugadoras se quedaron estáticas en el momento en que escucharon un sonido especial: el himno de los Estados Unidos.

En cuestión de segundos el encuentro de fútbol entre el grupo de jóvenes se convirtió en un verdadero ejemplo de patriotismo para toda una nación.

No sólo las chicas se detuvieron, sino que la banca se puso de pie y seguidamente el público se fue levantando como señal de respeto a la bandera.

Este partido, que parecía ser un encuentro de fútbol normal, sorprendió al público y uno de los espectadores decidió grabar el momento preciso en que el juego se detuvo para rendir honores a la bandera nacional.

Un gesto de nacionalismo sin igual.

Esta tradición inició gracias al empeño del entrenador de las chicas del CMR, Willie Pyette, quien al hacerse cargo del programa Rustler se trasladó a la práctica al Siebel Soccer Park y consideró oportuno iniciar con este homenaje a la bandera.

“Hago que nuestro equipo se detenga, ponga atención y honre el himno. Luego volvemos a la práctica. Todos estamos de pie y mostramos respeto”, dijo el Sr. Pyette.

En esta foto el entrenador Willie Pyete y su hija.

La explicación a que el himno se escuche todas las tardes en el campo es muy sencilla: el Siebel Soccer Park está ubicado cerca de la Base de la Fuerza Aérea de Malmstrom.

La Base se encuentra justo en la calle detrás del campo y todas los días a las 16:30 horas los militares bajan la bandera de su asta, con posición de vista hacia la ciudad.

En ese preciso momento, los altavoces de la Base comienzan a reproducir las notas del himno nacional.

El entrenador sólo decidió hacer parte del equipo una tradición diaria realizada en la Base. Por este motivo no debe extrañar que en pleno partido las chicas del CMR se congelen y simplemente lleven su mano a su pecho, en manifestación de respeto hacia la bandera del país.

Newsner

Sólo después de terminarse el himno, el partido se reanuda con total normalidad y continua la ardua faena por encestar un gol en la arquería adversaria.

“Hago que nuestro equipo se detenga, ponga atención y honre el himno. Luego volvemos a la práctica. Todos estamos de pie y mostramos respeto”, dijo Pyette.

Este gesto no es sólo una señal de respeto hacia la bandera, sino de solidaridad con los miembros del servicio en Malmstrom.

Esta tradición es realmente conmovedora y de admirar. En ocasiones perdemos de vista y el valor de esos símbolos que nos representan y representan nuestro país, pero este breve vídeo debe hacernos reflexionar.

Comparte el ejemplo de estas jugadoras y haz posible que estos pequeños gestos puedan producir una diferencia en la sociedad ¡Comparte y educa!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!