La respuesta de un profesor al alumno que le suplicó 0.5 puntos más para no perder su beca

Para muchos ha llegado el verano y el tiempo de relax. Sin embargo, los alumnos que han terminado el bachillerato, se enfrentan quizás a una de las pruebas más difíciles de su vida: el ingreso a la Universidad.

En España, no solamente cuenta todo lo que se esfuercen en sus pruebas de acceso a la Universidad, sino que ese resultado, sumado a sus notas de sus dos años anteriores, decidirán sobre su futuro, especialmente porque de eso dependerá que puedan acceder a la carrera de sus sueños o no.

Mientras que para otros, llegar a esa nota media mínima, será decisivo para la paz familiar y el desahogo de los padres, permitiéndoles acceder a una beca, sin la cual sería imposible cumplir su sueño.

Y en algunos casos, por más que los alumnos den todo de sí, a fin de cuentas, ese destino queda en manos de los profesores, quienes ponen la nota final en un examen, sin sospechar lo que se puede entretejer detrás de un medio punto más, medio punto menos…

Es el dilema al que se enfrentó el profesor Pedro Cruz Sánchez, a quien un alumno se le acercó con el rostro desencajado, suplicándole un favor: que le subiera 0,5 puntos para lograr obtener la nota media que necesitaba para para poder optar a una beca. 

Y así respondió el profesor:

“Estamos para ayudar, no para joder vidas”, ha escrito en un tuit que acumula más de 70.000 me gusta y 11.000 compartidos.

Su gesto no tardó en volverse viral, generando una ola de reacciones y comentarios, que aplaudían su empatía.

Y es que efectivamente, ¿qué es medio punto cuando la vida educativa de un alumno puede depender de ello?

«¿Quién sabe si está decisión puede ser transcendental en su vida? Siempre hay que ayudar a los demás. Enhorabuena!», escribió una persona.

Mientras que una joven reconoció al profesor y al recordarlo, no dejó de agradecerle:

«Te recuerdo perfectamente, como si fuera ayer. Me encantaban tus clases. Muchas gracias por ser tan buen profesor y, sobre todo, por tu humanidad».

Muchos otros resaltaron especialmente su valía y su gran humanidad, tan necesaria en nuestros días:

Otros recordaron además sus amargas experiencias con profesores que justamente hicieron lo contrario:

 

Sin embargo, no todos los comentarios fueron alabanzas. Muchos lo criticaron alegando a que por ese medio punto «no merecido», pudo haber dejado a otro sin beca. Otros  defendían que el alumno no debería obtener nada que no sea por su esfuerzo.

Y hubo alguien que se atrevió a pedirle el nombre por si se hacía médico y así poder evitarlo:

Pero la respuesta del profesor fue contundente:

“No somos máquinas con capacidad de precisar objetivamente las notas. Y yo, desde luego, no voy a fastidiarle la beca a nadie”.

«Y que fácil es juzgar…..hay chavales que aunque se esfuercen mucho…..muchísimo….en alguna asignatura siempre se les atraganta y eso no quiere decir que sean unos VAGOS….y si encima si depende de esa beca para poder seguir estudiando no creo yo que por 0.5 se vaya a morir nadie», concluyó otra internauta.

Déjanos saber qué opinas sobre el polémico gesto del profesor, que con algo tan simple, logró no estropear los sueños de un joven. ¡Definitivamente, esta es la humanidad y empatía que el mundo necesita! ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!