Un policía le responde a una niña de 5 años que llora aterrada en una protesta por George Floyd

La muerte de George Floyd consternó a la sociedad y desató una ola de protestas no sólo en Estados Unidos, sino en diferentes países del mundo. A raíz de esto, el territorio norteamericano se ha visto arropado por diferentes manifestaciones de repudio en contra del abuso policial.

George Floyd murió el 25 de mayo en el vecindario de Powderhorn, de la ciudad de Mineápolis en Minesota, Estados Unidos

Concentraciones, marchas e incluso enfrentamientos entre autoridades y protestantes que terminaron con saqueos, incendios y destrucción de la propiedad privada mantienen en alerta al gobierno estadounidense.

Los adultos entienden completamente lo que sucede pero todo esto es difícil de digerir ante la mirada inocente de cualquier niño.

Por esa razón el temor de una pequeña de Houston, de sólo 5 años, al verse envuelta en una de estas marchas rompió el corazón de un oficial y provocó una emotiva reacción que ha conmovido a todos en las redes sociales.

El 02 de junio, Simone Bartee asistió a una marcha en el centro de la ciudad junto a sus padres Simeon, de 29 años, y su mamá Sion. Para ella debió ser una experiencia algo extraña pero además terrorífica al verse asediada por decenas de policías que estaban guardando el orden durante la manifestación.

En un momento Simone no pudo controlar sus nervios y entre lágrimas preguntó a su papá si la policía iba a dispararles. En ese momento, un oficial se percató de la escena y decidió arrodillarse frente a la pequeña para calmarla.

«Estamos aquí para protegerlos, no estamos aquí para lastimarlos en absoluto», dijo el oficial de Houston a la niña.

La atrevida Simone no se quedó callada y recuperó la voz para preguntarle al policía, cuya identidad aún no se ha reconocido, si podían protestar. Una pregunta inocente pero cargada de una fuerte connotación ante los hechos que han llevado a las personas a las calles.

«Puede protestar, puede marchar, puede hacer lo que quiera, simplemente no rompa nada», respondió el oficial.

Al final del vídeo la pequeña ya calmada asienta con su cabeza para demostrarle al sujeto que ha comprendido sus palabras. 

La grabación fue compartida por Simeon en su cuenta de Twitter y de inmediato se hizo viral. En un momento de tanta sensibilidad para todos y en los que parece que los adultos no saben cómo ponerse de acuerdo, la pequeña fue capaz de sacar el lado más dulce y amable del uniformado.

Aunque esta no es la única acción solidaria que han tenido los oficiales durante las protesta, calmar las lágrimas de la pequeña fue sin duda un hermoso gesto de parte de este hombre. Esperamos sus padres no expongan más a Simone a estos momentos angustiantes y que dada las circunstancias también podrían tornarse peligrosos.

El mundo necesita más ejemplos como el de este hombre para que todos recurramos al diálogo antes que a la violencia, comparte esta historia y multipliquemos este hermoso gesto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!