Un niño de 8 años escapa de su casa conduciendo el auto de sus padres a 140 km/h

Los niños no son conscientes de los riesgos de sus acciones, por eso tan importante mantenerlos vigilados de manera permanente porque en solo segundos pueden estar en peligro.

Este es el caso de un niño de 8 años que estaba muy aburrido y se propuso una tarea muy divertida y llena de adrenalina: conducir.

Sí, tomó la decisión de quitarle el auto a sus padres y salir a la calle. Condujo incluso a 140 kilómetros por hora en la autopista, aparcó y esperó que alguien fuera por él.

Se estacionó en un parking ubicado a ocho kilómetros de su casa en Soest, Renania del Norte-Westfalia, cuando encendió el auto y se marchó eran las doce de la noche.

Cuando su madre se percató de que no estaba en casa y comprobó que el auto, un Volkswaggen Golf automático, tampoco se encontraba en el garaje,  alertó desesperada a la policía. Eran las 0:25 de la madrugada del miércoles.

La angustiada madre les dijo a los agentes de la policía que a su hijo le apasionaban los autos, y que conducía karts. Además, había manejado autos en espacios cerrados al tráfico.

Ante la desaparición del pequeño y del auto, era bien probable que el niño hubiese estado conduciendo expuesto a una situación de alto riesgo.

Afortunadamente apareció en el interior del vehículo, se había aparcado adecuadamente, cuando vio a los policías les dijo: “Yo solamente quería conducir un poco”.

Se desconoce cuánto tiempo permaneció el niño conduciendo antes de que pudieran dar con su paradero. Tenía la intención de salir de casa en el auto que usa su madre sin que nadie se enterase para complacer su deseo de sentirse todo un piloto.

El niño no sufrió ninguna lesión. Relató a los agentes que condujo a una velocidad de 140 kilómetros por hora en la autopista 44, y acotó que se sintió incómodo y decidió salir de la vía para aparcar el auto.

Imagen referencial

La autopista A44 es uno de los ejes principales del oeste-este de Alemania, comienza en la frontera con Bélgica y termina cerca de Kassel, en el centro del país.

La madre del niño lo encontró dentro del vehículo, él había tomado la previsión de encender las luces de emergencia y colocar el triángulo de seguridad.

El auto estaba en perfecto estado, no sufrió ningún impacto durante el trayecto del menor. La policía de Soest quiso hacer pública la noticia, y publicó un mensaje en su perfil de Twitter:

“’Solamente quería conducir un poco’, les dijo un niño de ocho años por la noche a nuestros compañeros. Se había ido de Soest con el vehículo automático de sus padres. En la carretera, no pudo conducir a 140 km/h así que se aparcó en un estacionamiento. Por suerte, no pasó nada malo”, dice la publicación.

Por suerte, este incidente solo se trató de un gran susto a pesar del riesgo. No te vayas sin compartirlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!