Un niño de 7 años trabaja arduamente en una construcción y cobra su primer salario

Euan es un jovencito alegre y muy bien educado de siete años, acostumbrado a ayudar en todas las labores de la casa, dinámico y servicial y cuyo mayor sueño, hasta ahora era ser un vigilante del zoológico.

Sin embargo, un buen día y en medio de una remodelación a su casa, el niño vio por primera vez a un grupo de constructores paseándose por todos lados portando sus herramientas para echar abajo lo viejo y construir lo nuevo. La escena fascinó tanto al pequeño que de inmediato se dispuso a ayudar.

Así, comenzó a quitar azulejos, saltar encima de los cimientos para nivelar, trabajando duro sin descanso y sin darse por vencido. Mientras tanto, Paula, su madre, grababa toda la faena de su pequeño que luego compartió en sus cuentas de las redes sociales.

Euan parece ser todo un profesional de la construcción a sus 7 añitos

Pero, lo mejor es que, después de culminar con todas sus tareas, el pequeño recibió el primer pago de 22,43 euros a su esfuerzo, junto con una nota por parte de Roki Building and Maintenance.

La compañía, que lo elogió por portarse como un “pequeño grandulón” pasando ladrillos, adoquines, mezclando cemento y cargando piedra calculó sus remuneraciones “menos impuestos y seguro nacional”, algo que fascinó a cientos de internautas.

La dulce nota que ya se ha vuelto viral detallaba el por qué el niño fue recompensado, pero también hablaba de la inocencia del pequeño trabajador, diciendo que sus interesantes habilidades laborales lo prefiguran como un excelente futuro constructor.

“La nota salió de la nada el último día y fue tan genuina. Fueron muy agradables todos con él”, dijo Paula.

Euan está realmente feliz de haber ayudado, pero, el noble gesto del grupo de constructores, definitivamente fue lo que más conmovió a los espectadores, demostrando lo encantadora que puede llegar a ser la gente.

“Debido a su alto nivel de inteligencia y máximo esfuerzo, me gustaría recomendarlo como un constructor como yo, pero muy calificado además para ser electricista, fontanero y hasta carpintero”, se lee en la nota de recomendación.

Euan con su primer cheque laboral

El pequeño hace todo tipo de preguntas y se involucra al cien por cien en sus labores. Si le piden que cargue algo, lo hace. Solo le interesa participar en cada uno de los pasos del proceso. Por su parte, la paciencia de los constructores es notable, le explican todo a su nuevo aprendiz.

“Ha hecho muchas preguntas, quiere involucrarse, le piden que cargue cosas y ayude, quiere saber el por qué de las cosas y ser parte de todo el proceso”, añadió la madre de Euan.

Ah, vale destacar que Euan ya tiene algunos planes para gastar su fortuna tan bien ganada, ya que, según ha dicho su madre, no deja de hablar de un Nintendo Switch y de un Ferrari elegante donde salir a pasear.

Comparte esta historia con tus seres queridos y familiares. Excelente trabajo. ¡Apunta alto, Euan!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!