Un niño de 6 años que estuvo en la UCI se dedica a coser mascarillas para las enfermeras

Cuando Kristy Rae Canarghi dio a luz un hermoso bebé llamado Christian las cosas no salieron como todos habían esperado y el pequeño llegó al mundo 6 semanas antes de completar el período de gestación.

Estos casos pueden ser delicados, así que Christian permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos y allí construyó vínculos muy especiales con las enfermeras lo cuidaron.

Actualmente Christian tiene seis años de edad.

Ahora, en medio de la crisis que se ha generado por el coronavirus, la familia ha decidido que llegó la hora de agradecer a todos los empleados del hospital. Christian y Kristy aprovechan todo el tiempo que están pasando en casa para coser hermosas mascarillas y regalarlas a las enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Christian se sienta en mis piernas y me ayuda a hacer los tapabocas”, asegura su mamá.

Estos no funcionan de la misma manera en la que lo hacen los tapabocas diseñados para el personal médico. Sin embargo, han logrado un efecto maravilloso.

Agregan algo de color en medio de estos tiempos tan difíciles y los bebés y niños que se encuentran allí muestran una enorme sonrisa cada vez que ven a una enfermera con esas mascarillas.

“Todos allá saben que los tapabocas son un regalo de alguien que en algún momento fue un bebé de la UCI”, dijo Kristy.

Christian apenas cursa preescolar. Sin embargo, su mamá le ha explicado una y otra vez que con esta bonita acción están ayudando a todas aquellas personas que le salvaron la vida cuando él era tan sólo un bebé.

Se trata de una lección muy importante y demuestra que siempre podemos hacer algo en estos tiempos de crisis para generar algo positivo.

Kristy se asegura de que todos los tapabocas sean trasladados y desinfectados cumpliendo con las medidas de seguridad necesarias.

Los tapabocas de tela deben ser lavados constantemente y las enfermeras los utilizan encima de los que obtienen en el hospital. Además de ser hermosos, ayudan a que los que sí están hechos con material quirúrgico puedan durar un poco poco más.

“Estoy muy orgullosa de él. Se muestra tan feliz al saber que está ayudando a los demás”.

Al principio, pensaron que su proyecto se trataría de un solo paquete de tapabocas. Sin embargo, el resultado fue tan exitoso que actualmente se encuentran trabajando en muchos otros para poder seguir brindando algo de color a los centros de salud.

Comparte este inspirador gesto para dar a conocer la bonita lección que Kristy le está enseñando a Christian. Las personas que trabajan en los hospitales son unos verdaderos héroes y necesitan nuestra ayuda.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!