Un niño de 3 años alerta sobre el grave peligro que sufría su vecina encerrada en un sótano

La gran afición de un niño de 3 años le ha salvado la vida a una vecina mayor que había estado encerrada durante días en un sótano sin que nadie notara su presencia. El pequeño héroe de esta historia es Eyas Tran, cuyo instinto logró advertir a los adultos sobre el peligro que corría su vecina favorita, la señora Peggy.

A Eyas le gusta entregar correspondencia a sus vecinos. Por lo general lleva los periódicos a las casas de los residentes más cercanos y de forma especial le gusta hacerlo con la anciana Peggy quien vive sola en su residencia.

Por ese motivo, cuando Eyas notó que la abuelita no había salido a saludarlo en tres días decidió advertirlo a sus madres Minh y Lindsey.

El miércoles 06 de mayo, las mujeres daban un paseo con el pequeño sin prestar atención al asunto hasta que el propio niño insistió en preguntar por la ancianita Peggy, en ese instante Minh y Lindsey notaron que algo extraño sucedía.

La mujer no salía a recibir los periódicos ni a saludar al pequeño, además en la entrada a la casa habían apilados un par de periódicos más. Las madres de Eyas intentaron comunicarse con su vecina y llamaron incluso a su teléfono pues en el garaje estaba estacionado su vehículo.

Al no obtener ninguna respuesta, las mujeres decidieron dar parte a las autoridades.

Cuando los oficiales llegaron a la casa en New Hampshire descubrieron que la anciana había estado encerrada en el sótano de la residencia por 3 días. De forma misteriosa la mujer se quedó atrapada en el lugar debido a un accidente.

«Fue sólo uno de esos accidentes extraños en los que la puerta se cerró detrás de ella, y ella estaba atrapada abajo«, dijo el subdirector de policía David Hobbs.

La anciana fue llevada al hospital para corroborar su estado de salud y, aunque se encontraba hambrienta y débil, su condición se ha estabilizado.

Los oficiales de policía han acreditado el rescate al pequeño Eyas pues, por más que Peggy había estado gritando y pidiendo auxilio, nadie logró escucharla, y de no haber sino por el niño la historia podría haber sido diferente.

«Realmente agradecemos a este joven por sus acciones al alertar a su madre. Sólo queremos decirle a todos los demás que sigan su ejemplo, cuida a tus vecinos, hay que cuidarnos unos a otros», dijo el subjefe Hobbs.

Esta abuela estuvo expuesta a un grave peligro, pero el pequeño la salvó y además nos ha dado una gran lección a todos. Comparte esta noticia y ayuda a multiplicar este gran ejemplo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!