Un niño de 11 años juega fútbol en la playa y queda en shock cuando Messi se une al partido

El sueño de muchos amantes del fútbol es poder pasar unos minutos en un partido con su jugador favorito. Para un niño británico esto se hizo realidad. Mackenzie O’Neill se encontraba de vacaciones con su familia en una playa del Caribe.

Siempre le ha encantado el fútbol así que no sale a ningún lado sin su pelota. Cuando estaba en la playa comenzó a patear el balón sin imaginar la enorme sorpresa que se llevaría.

Mackenzie tiene 11 años de edad.

Mackenzie pierde por un momento el control del balón y antes de darse cuenta, el padre de Lionel Messi lo invita a jugar. El pequeño no sabía de quien se trataba, pero minutos después se unen a la partida el famoso jugador argentino y su hijo mayor Thiago.

En medio de la impresión por todo lo que estaba sucediendo, el pequeño trató de dar lo mejor de sí al jugar y asegura que pudo aprender mucho al ver lo bien que Messi y su hijo jugaban.

Thiago juega muy bien para su edad y no le da pena jugar con otras personas. Pasar estos minutos con Messi fue una experiencia increíble”.

Lo mejor de todo es que esta maravillosa anécdota no terminó allí. Messi y su familia se mostraron muy amables con el pequeño Mackenzie durante el resto del día. Nadaron juntos, jugaron en el agua y recorrieron el lugar. Thiago hizo muy buenas amistades con Mackenzie así que Messi se mostraba muy feliz de acompañarlos y compartir su tiempo con los dos.

“Nadamos, nos subimos a un pequeño bote, jugamos en el agua. Incluso me subí a los hombros de Messi. Actuaba como un papá normal y se veía muy feliz de ver que sus hijos jugaban con otros niños”.

A su vez, Messi estuvo compartiendo fotografías de sus vacaciones en Instagram. Allí se le puede ver descansando junto a su esposa e hijos en un lujoso hotel de la bahía Jumby en Antigua.

Aseguró que se trataba de un viaje para poder compartir con su familia y recuperarse tras su participación en la Copa América 2019.

Mackenzie le dio su balón a Tiago pero él insistió en que se lo quedara.

Mackenzie nunca olvidará esta bonita experiencia de poder jugar fútbol con una de las estrellas más grandes del momento. Además, el trato fue tan amable y familiar que no hay dudas de que Messi es una persona verdaderamente amable y amorosa.

Comparte esta bonita experiencia sobre el pequeño que logró cumplir el sueño de tantos niños en el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!