Un niño de 10 años rescatado en la playa: “Pensaba que no me ibas a sacar por ser negro”

El pasado 29 de julio se produjo un incidente en Can Pere Antoni de Palma cuando un niño de 10 años se ahogaba en la playa, afortunadamente una socorrista fuera de servicio salió al rescate.

Macarena Cabrujo, una joven argentina de 25 años se convirtió en la heroína del niño cuando entró al agua para salvarlo mientras se ahogaba. Ella había culminado su jornada de trabajo como socorrista en esa playa, pero permaneció en el lugar jugando voleibol.

Habían cerrado la playa con bandera amarilla, roja en la corriente balizada y las enseñas ondeaban clavadas en la arena, los bañistas no podían entrar al agua ante el peligro de la corriente.

Cuando Macarena jugaba vio a un niño cerca de las boyas, se encontraba a 200 metros de la orilla, de inmediato notó que se estaba ahogando.

Así que fue a salvarlo, lo sacó del agua y lo tranquilizó, además, se mantuvo junto a él durante quince minutos hasta que llegara la lancha del práctico del puerto.

Las adversas condiciones del mar impidieron que pudieran subir a la embarcación, le lanzaron un aro salvavidas a Macarena para que así, remolcándolo, pudieran llegar a la orilla.

La joven, de Rosario, Argentina, demostró su gran destreza como nadadora en aguas abiertas.

Afortunadamente lograron llegar a salvo a la orilla, el niño se mantuvo aferrado a ella se negaba a separarse y le preguntó si podría volver a verla. Mientras estaban intentando dirigirse a tierra ella lo tranquilizó, le aseguró que lo lograrían a pesar de que conocía los graves riesgos.

“Desde el momento en que me saqué los pantalones sabía dónde me metía, no tenía ningún elemento de flotabilidad”, relató Macarena, que conociendo las peligrosas condiciones y sin contar con material de rescate se lanzó a ayudar al pequeño.

“Le había dicho que estuviera tranquilo, que íbamos a salir. Pero yo sabía que nos la estábamos jugando. La corriente tiraba mucho”, dijo Macarena.

Pero hubo algo que le dijo el niño que ella jamás podrá olvidar y que le está dando la vuelta al mundo: “Pensaba que no me ibas a sacar porque soy negro”.

Ella se conmovió mucho con la percepción del pequeño, que refleja los problemas de desigualdad e intolerancia de la sociedad, nadie debería sentirse vulnerable a ser irrespetado por su apariencia, ni por su raza ni condición.

“Si un niño de 10 años tiene eso en mente deberíamos estar muy tristes con la sociedad”, dijo la joven socorrista.

Macarena le respondió: “Eres hermoso, vine a sacarte”, realmente se arriesgó a salvarlo sabiendo que incluso arriesgaba su vida, las posibilidades de ahogarse eran altas.

Después de rescatar al pequeño ella lo sostuvo en sus brazos, “lo llené de besos y le dije que saldríamos de ahí. No había ninguna posibilidad de que lo abandonara. Pero los dos nos cuidamos mutuamente, este bebe es un ángel”.

El niño fue trasladado al hospital donde comprobaron que afortunadamente se encontraba en buen estado de salud.

El Instituto Balear de Emergencias para el que trabaja la joven socorrista le rindió homenaje dedicándole una publicación en su página web expresando su admiración por tan noble gesto.

Su hazaña también fue resaltada por la Policía Portuaria de Baleares.

Miles de personas se han sumado a dedicarle mensajes a Macarena por su acto de solidaridad. No te vayas sin compartirlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!