Aparece el cuerpo sin vida del papá del bebé cuya mamá perdió la vida protegiéndolo en El Paso

Este sábado 3 de agosto el mundo se conmovió ante la dolorosa noticia del asalto en un Walmart de El Paso, Texas. Veinte minutos antes de lo sucedido, Patrick Crusius publicó un acalorado comentario en el que se manifestaba en contra de los inmigrantes hispanos. Luego se dirigió al supermercado y acabó con todos los que encontró a su paso.

El devastador resultado fue de al menos 20 personas que perdieron la vida y 26 heridas.

Jordan Anchondo ha sido una de las víctimas más recordadas. Cuando esta amorosa madre recibió el impacto fatal se encontraba abrazando a su bebé de dos meses e hizo todo lo que pudo para protegerlo.

Cuando perdió la vida cayó sobre él y el pequeño sufrió una serie de fracturas. La angustiada familia todavía no había procesado la devastadora noticia sobre la pérdida de Jordan cuando notaron que su esposo, Andre Achondo, también podría haber estado con ella en Walmart.

“Era un hombre muy carismático”.

Varios testigos indicaron que habían visto a Jordan haciendo compra en el Walmart. Además del bebé que también presenció este terrible ataque, Jordan y Andre tenían otras dos niñas. Leta Jamrowski acudió al lugar para atender a su sobrino y fue entonces cuando se dio cuenta de que todavía nadie sabía nada del paradero de Andre.

La pareja estaba haciendo compras de útiles escolares para sus hijas.

No lograban contactarlo, pero tampoco había sido identificado como una de las víctimas. Comenzaron unas angustiosas horas de incertidumbre que harían todo mucho más difícil para esta afectada familia.

El domingo los médicos indicaron que el bebé tenía algunas fracturas pero que lograría sobrevivir. Pocos minutos después se confirmaron sus peores miedos: este bebé y sus hermanos habían perdido ambos padres en manos del ataque perpetrado por Crusius.

Andre perdió la vida con apenas 24 años de edad.

En medio de la dolorosa partida, recordaron que los Anchondo acababan de celebrar su primer año casados.

Andre había trabajado arduamente para abrir su propio negocio y construir una casa en donde él y toda su familia vivieran cómodamente. Cuando sucedió la tragedia, Andre estaba a pocas semanas de terminar la propiedad.

“Trabajó muy duro para tener un negocio exitoso. Construía con granito y piedra”.

Nos unimos a esta familia en estos momentos tan dolorosos. Esperamos que sus hijos puedan continuar adelante y guardar siempre la memoria de quienes lo dieron todo por ellos.

Suma tu voz y comparte esta historia para exigir que las autoridades tomen medidas para evitar estas injustas tragedias.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!