Instala cámaras de seguridad y descubre a su marido envenenando su café cada mañana

Brian Kozlowski es un hombre de 46 años, originario de Michigan que el pasado miércoles fue sentenciado a 60 días tras las rejas por haber intentado cobrarle la vida a su ahora ex esposa después de que le diera café contaminado cada mañana.

Un caso indignante que ha causado conmoción en su estado después de que el juez dictaminara que solamente deberá cumplir ese dictamen durante los fines de semana.

La pena ha quedado reducida a su mínima expresión debido a que Brian se ha reconocido culpable de haber querido cargarse a su mujer después de que ella le planteara el divorcio. De no haberlo hecho, se habría tenido que enfrentar hasta 15 años de prisión.

Therese Kozlowki instaló cámaras en su domicilio de Macomb en julio de 2018, 2 meses después de haber planteado la demanda de divorcio a su marido tras 22 años de matrimonio y 3 hijos en común.

Sus sospechas aumentaron cuando empezó a sentirse cansada, con náuseas y los ojos llorosos cada vez que Brian le preparaba el café de la mañana.

Lo que las cámaras revelaron fue absolutamente aterrador: Therese estaba tomando café con un medicamento antihistamínico llamado difenhidramina, su marido quería acabar con su vida.

La difenhidramina es el componente principal en la popular medicina para la alergia Benadryl.

Se examinó el último café contaminado que Kozlowski había preparado para la víctima y se encontró que contenía 127 mililitros de difenhidramina, cuando una dosis permitida para un adulto es de apenas 0,025 mililitros, la cantidad que contiene el Benadryl.

El antihistamínico se usa principalmente para el tratamiento de alergias estacionales, picaduras y erupciones cutáneas, y a menudo se ha demostrado que causa sedación.

Durante el juicio, Kozlowski se declaró culpable de contaminar alimentos, bebidas, medicamentos y suministro de agua.

A pesar de eso recibió la sentencia de 60 días, además de 5 años de libertad condicional.

Pero el fiscal del condado de Macomb, Eric Smith, calificó la sentencia como una bofetada a la víctima y al sistema de justicia en general, ya que incluso a pesar de haberse declarado culpable el acusado debería pasar un mínimo de 19 a 38 meses tras las rejas.

“El Tribunal parecía más centrado en garantizar la libertad y la capacidad del acusado para continuar trabajando que la víctima y su seguridad. Es preocupante pensar que alguien que comete un acto tan imprudente, que pone en riesgo a su esposa y a tantas otras personas, se vaya con solo una palmada en la mano”, dijo Smith.

Por su parte, Therese Kozlowski dio impactantes declaraciones en las que detalló que casi se queda dormida al volante una mañana después de beber el café contaminado de su marido.

Kozlowski permanecía con la cara de piedra en la mesa de la defensa, solo ocasionalmente cerraba los ojos cuando su esposa describía cómo, en una ocasión, su hija ingirió accidentalmente el café contaminado. Ahora, ya están divorciados.

Brian Kozlowski, of Macomb County, Michigan, routinely put sleeping pills in his wife's coffee throughout July 2018. Prosecutors called the 60-day sentence "a slap in the face” and said they are planning to appeal the decision. His now ex-wife, Therese Kozlowski, said she found out about the poisoning after she began to feeling sick. She believes he did it in an effort to kill her.

Publiée par Awon Olorun Oba sur Dimanche 4 août 2019

Comparte este insólito caso que bien pudiera llamarse “Durmiendo con el enemigo” y déjanos saber qué opinas de la polémica sentencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!