Un niño con autismo tuvo una inesperada crisis pero Blanca Nieves supo cómo ayudarlo

La vida no es nada sencilla para los niños con algún trastorno del espectro autista. La mayoría presenta ciertas dificultades para socializar con los demás y pueden llegar a sentirse muy abrumados si se encuentran en un lugar con mucho ruido.

Por suerte, todavía hay personas muy amables en el mundo dispuestas a tomarse unos minutos para ayudar a que estos pequeños lleven un vida mucho más feliz.

El pequeño es originario de la ciudad de Wood-Ridge en Nueva Jersey

Lauren Bergner, es la madre de Brody. Decidieron pasar un día especial en familia así que fueron al parque temático Disney World. Debido a su autismo Brody no suele expresarse de manera verbal; pero después de una larga fila para lograr tomarse una foto con Blanca Nieves, comenzó a sentirse demasiado nervioso y presentó una crisis.

Lauren hizo público lo que ocurrió en su Facebook y ya ha sido compartido casi 200 mil veces.

En estos casos, mucha gente no sabe cómo reaccionar. Sin embargo, la familia familia Bergner contó con toda la ayuda necesaria de nadie menos que de la joven que se encontraba disfrazada de la princesa de Disney.

La chica no tardó en darse cuenta de que Brody era un niño con necesidades especiales así que se dispuso a dedicarle un poco más de tiempo y cariño.

“Eso es lo que hay que hacer. Apoyar e integrar a los niños con necesidades especiales”.

Lo tomó amablemente de la mano y, con la autorización de su madre, lo ayudó a ir a una zona sin tanta gente para poder descansar. En medio de lágrimas, el chico la abrazó y lloró mientras la amable Blanca Nieves le aseguraba que todo estaría bien.

“Ella fue asombrosa. Sostuvo su mano, bailó con él. Se tomó el tiempo necesario para ayudarlo a calmarse”.

Cuando Bergner vio que su hijo había comenzado a tener dificultades, pensó que habría llegado el final del paseo familiar. Sin embargo, gracias a la ayuda que recibió de la joven supo que aquel era el lugar indicado para que su pequeño lograra ir superando sus problemas.

“Estas historias demuestran cómo deberían ser todos los humanos. Ojalá hubiese más personas así”.

En sus años como madre de un chico con autismo nunca había visto a nadie tomar la iniciativa y ayudarle en medio de estas difíciles crisis. Es por esto que decidió compartir esta increíble historia en las redes y también escribió una carta al Disney World para agradecer por el enorme corazón de sus empleados.

“Eso sí fue un momento verdaderamente mágico. Era un ángel”.

Unos minutos después, Brody ya se encontraba mucho mejor y pudo seguir disfrutando del día junto a su familia. Ahora Laura podrá guardar esa imagen tan especial con Blanca Nieves como un recuerdo mucho más ameno de lo que jamás habría imaginado.

Comparte esta nota para celebrar a todas aquellas personas que, como esta joven, se toman el tiempo para ayudar a los demás.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!