Un joven se queda paralizado tras un accidente en un tobogán durante sus vacaciones

David Briffaut, de 23 años, fue sacado de la piscina casi inconsciente, se acercó a un tobogán acuático antes de sumergirse de cabeza en la piscina, su cuello se fracturó en dos lugares y se quedó paralizado.

El joven británico permanece ingresado en un hospital de Alicante, en Costa Brava, conectado a una máquina de soporte vital.

Los médicos le advirtieron a su familia que podría quedar permanentemente paralizado desde el pecho hacia abajo a causa de la ruptura de dos vértebras en su cuello y de sufrir una lesión en su médula espinal.

Lorraine y Stephane, los padres de David, permanecen junto a él en el hospital en la unidad de cuidados intensivos.

“Vivimos una pesadilla, nuestro hijo se fue de vacaciones con su novia y nos dijeron que nunca volvería a caminar. Todo lo que podemos hacer ahora es rezar para que se recupere”, dijeron los padres.

“Está sedado, pero es consciente de lo que le ha pasado. David está recibiendo una atención grandiosa, pero queremos trasladarlo en cuanto sea posible a Inglaterra”, agregaron.

David es golfista junior, con una reconocida trayectoria en esa disciplina. Estaba de vacaciones en Benidorm con su novia Penny Bristow cuando ocurrió el accidente en el parque acuático Aqualandia.

Los amigos de David tomaban fotos desde el fondo de un tobogán llamado “Splash”, cuando Penny y David se preparaban para lanzarse sobre una alfombra.

La pareja se deslizó sonriendo mientras disfrutaban del recorrido, cuando llegaron al final del viaje la cabeza de David impactó contra el tobogán. De inmediato perdió el conocimiento, pero reaccionó y dijo: “No puedo sentir mis piernas”.

De inmediato llamaron a una ambulancia y lo trasladaron al hospital. Mark Pooley, tío de David, dijo: “Es un joven maravilloso que estaba disfrutando de un divertido día con su novia. Estamos orando por un milagro, pero nos han dicho que las lesiones que sufrió son muy graves”.

El tío del joven relató que cuando los padres de David viajaron a España para visitarlo decidieron ir a conocer el parque acuático en el que había ocurrido el accidente y se quedaron atónitos al ver que el tobogán llamado Splash todavía continúa abierto.

“Teniendo en cuenta lo que sucedió, pensamos que habría alguna investigación para que no vuelva a ocurrir”, dijo Mark.

Las cámaras de seguridad registraron el momento del accidente, por respeto a la familia de David no ha sido difundido en los medios.

Lorraine, la madre de David, es maestra, tiene 55 años, y visita a su hijo dos veces al día. Le dijeron que tendría que ser sometido a un procedimiento quirúrgico para insertar dos tornillos en su cuello. También le harán una traqueotomía para que pueda respirar sin usar el ventilador artificial.

“Estamos en manos de los médicos y solo tenemos que esperar y ver”, dijo la madre de David.

La familia ha organizado una campaña para recaudar dinero y ayudar en el cuidado del tratamiento de David.

Los padres de David deberán acondicionar su casa de acuerdo con la discapacidad de su hijo que necesitará además tratamientos especializados y terapias.

El parque Aqualandia se pronunció al respecto alegando que en cada temporada una compañía externa revisa las atracciones de manera exhaustiva, y el personal del parque chequea cada mañana todos los toboganes antes de la apertura al público.

Un vocero declaró ante los medios de comunicación: “El parque tiene una larga trayectoria de 34 años, la seguridad es nuestra principal prioridad. Nuestras reglas y recomendaciones se muestran claramente en todo el parque y deben ser respetadas por nuestros visitantes. Tenemos imágenes grabadas por las cámaras de seguridad que muestran que el señor Briffaut no siguió las pautas para lanzarse por el tobogán Splash”.

La noticia ha causado conmoción, se espera que David se recupere y logre ser trasladado a su país tal como desean sus padres. Compartamos un mensaje solidario con la familia del joven.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!