Un joven es intervenido de urgencia por jugar en su teléfono durante meses con la pantalla rota

Los teléfonos inteligentes muchas veces nos roban parte valioso de nuestro tiempo y el que le deberíamos dedicar a las personas que nos importan. Es lo que sucede con los juegos y aplicaciones móviles.

Pero más allá del hecho de depender de un teléfono para prácticamente todo, también hay otros peligros más graves que muchas veces pasamos por alto. Se trata del uso que le seguimos dando a nuestro teléfono, incluso cuando tiene el protector de pantalla rasgado o roto.

Es la tragedia por la que atravesó un joven de 23 años tras 4 meses de estar jugando en su teléfono con el protector de pantalla en malas condiciones.

Los hechos sucedieron en Shah Alam, al oeste de Malasia.

Muhammad Azuan Iqbal Abdullah Sani empezó a notar 3 semanas atrás una notable hinchazón y algunas manchas muy desagradables color negro en su dedo pulgar de la mano derecha.

Preocupado por tal cuadro, decidió acudir al médico de inmediato, que le diagnosticó una infección bacteriana. Pero lo único que le recetaron fue antibióticos y analgésicos para el dolor y bajar la hinchazón.

Abdullah Sani se preocupaba más y más, ya que en lugar de haber una mejoría, el aspecto de su dedo iba a peor.

Desesperado, fue a Urgencias a un hospital de Shah Alam, donde le revelaron lo que realmente estaba pasando con su dedo. Tenía fragmentos de vidrio incrustados en su pulgar, debido a que permaneció durante tantos meses y por tantas horas jugando en su teléfono móvil con la pantalla quebrada.

Una cosa era clara y es que de no haber ido a Urgencias ese día, lo más conveniente habría sido que le extirparan su dedo.

Pero afortunadamente, eso no sucedió, sino que fue intervenido de urgencia para reparar toda la parte necrosada.

Su hermano difundió el hecho junto a unas desgarradoras imágenes en Twitter, que revelaron la gravedad de su lesión antes de ser intervenido.

La publicación ha obtenido más de 14,000 retuits y más de 5,000 me gusta.

Fue dado de alta del hospital para recuperarse y solo tuvo que regresar para que le limpiaran la herida. Además, aprovechó su horrible caso para advertir a otros y aconsejó a todos que reemplazaran sus protectores de pantalla rotos para que no acabaran como él, según revelaron los medios locales.

Aconsejó también estar atentos a cualquier tipo de lesión, por más leve que parezca. Él esperó 3 semanas y en ese tiempo su dedo ya estaba negro.

No te vayas sin compartir este impactante testimonio en las redes para enviar un mensaje de advertencia al mundo entero sobre este grave peligro que muchos pueden pasar por alto.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!