Un hospital entero recibe con el peor gesto de desprecio al gobierno de su país

En plena emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus que ha cobrado la vida de 315 mil personas en todo el mundo, en diversos países se han manifestado los ciudadanos criticando la gestión de su gobierno.

La pandemia ha desatado no solamente una crisis sanitaria, sino también económica por el cierre de establecimientos comerciales y empresas.

Entre las denuncias más comunes está el déficit de equipos de protección para el personal sanitario y los recursos necesarios para atender a los pacientes contagiados, así como las medidas establecidas para prevenir los contagios.

Recientemente, se difundieron las imágenes del personal sanitario de un hospital dándole la espalda a la presidenta de su país cuando llegó a hacer una visita.

Inicialmente surgieron rumores respecto al lugar donde se produjo el desplante, algunos usuarios de las redes aseguraron que había sido en Madrid. Pero el acto de protesta fue hecho en un hospital de Bélgica.

Cuando Sophie Wilmès, primera ministra de Bélgica realizó una visita oficial al hospital Saint-Pierre de Bruselas el pasado sábado, fue recibida con un gesto de desprecio.

Todo el personal sanitario le dio la espalda para protestar por la falta de recursos de los hospitales y la legislación establecida que los podía obligar a trabajar de acuerdo con los requerimientos de la crisis.

Según información publicada por la agencia France Presse, los sanitarios resaltan que siempre han estado dispuestos a satisfacer las necesidades de los ciudadanos, pero no reciben ayuda del gobierno.

“Los políticos nos dan la espalda constantemente cuando pedimos ayuda”, relató un enfermero a los medios de comunicación comentando que la falta de personal causa un gran estrés en el personal sanitario.

“Pedimos que se reconozca el valor de nuestro oficio”, dice que antes de la pandemia trabajaban en condiciones inadecuadas y que ahora han empeorado por las dificultades actuales.

La presidenta Wilmès, prometió hacer una mejora en la situación de los sanitarios. Se reunió durante 40 minutos con los representantes de la manifestación realizada en el hospital.

El pasado sábado, Sophie Wilmès, publicó en su perfil de Twitter que habló con parte del personal sanitario de los hospitales que visitó, “no fue excluido ningún tema de conversación”, resaltó ella.

Los manifestantes pedían hablar sobre la situación sanitaria, el estrés al que son sometidos los trabajadores y la financiación de los requerimientos del hospital.

En Bélgica, se han registrado 55.000 casos de pacientes contagiados con COVID-19, y 9 mil fallecidos, es la mayor tasa de muertes por cada millón de habitantes del mundo.

Aunque en Bélgica, un país de 11,6 millones de habitantes, son contabilizados los casos de fallecimientos que presumen que han muerto por coronavirus, aunque no hayan sido diagnosticados. Mientras que en otros países solamente contabilizan a los fallecidos que han sido sometidos a la prueba diagnóstica y han resultado positivos.

España es el país con la segunda peor tasa de muertes por cada millón de habitantes en el mundo.

Rosa Díez, fundadora del partido político UPYD (Unión Progreso y Democracia), causó controversia en las redes por difundir el vídeo del gesto de los sanitarios en Bélgica atribuyéndolo a España.

Poco después lo eliminó, aunque ya había sido compartido centenares de veces, publicó un mensaje para explicar que borró las escenas cuando comprobó que era un error.

El acto del personal del hospital ha sido aplaudido por muchos ciudadanos que apoyan a todos los que trabajan luchando contra la pandemia arriesgando su vida sin disfrutar condiciones laborables aptas. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!