Un hombre instala una ducha cansado de que orinaran en la pared de su casa

Todos hemos sentido alguna vez la imperiosa necesidad de orinar, no siempre hay un baño cerca y sientes que no vas a ser capaz de llegar a tiempo. Mientras aguantas y corres hasta conseguir un sanitario disponible, para otros cualquier lugar parece ser bueno para dar alivio al cuerpo y terminan realizando el desagradable acto de orinar en la calle.

Lo hace gente de cualquier edad, tanto hombres como mujeres, da igual si es a plena luz del día o por la noche, frente a un árbol, a un poste, en la vereda, en el parque, en la plaza.

Una costumbre que se ha convertido en algo natural y cotidiano, sin embargo, esto no quiere decir que sea correcto.

Probablemente saben que no es socialmente aceptable ni legal pero poco les preocupa, no se lo piensan dos veces para utilizar la vía pública como un urinario.

Un hombre que estaba harto de que muchos transeúntes utilizaran la pared de su propiedad para orinar, tomó una drástica decisión e hizo lo que nunca nadie hubiera imaginado.

El propietario instaló una ducha al aire libre en la parte superior de la pared de su casa, que se activa mediante sensores o automáticamente para solucionar el problema de la micción pública con el que estaba lidiando.

Mira el vídeo que parece una broma de cámara oculta a continuación

Una cámara grabó todo lo que ocurría a los que quedaron atrapados en el acto.

Cansado de esperar que entendieran por las buenas, las personas recibieron un buen escarmiento a ver si con eso se le quitaban las ganas de orinar en su pared.

El hombre inconsciente trató de orinar allí, luego recibió una “sorpresa” húmeda.

Las imágenes se difundieron rápidamente por Internet, sumando miles de reproducciones, muchos han descrito la venganza del propietario como una de las más satisfactorias que han visto en la web. 

En el vídeo se aprecia claramente cómo se aproxima a la pared que por cierto debe tener acumulación de bastante orine, una vez más es remojada. Mientras realiza el acto de vaciar la vejiga, en el momento más inesperado se activa la ducha.

Esta gente jamás imaginó que el alivio de orinar en la calle se convertiría en un balde de agua helada.

Hay lugares en los que se aplican sanciones con altas multas y servicio comunitario. La solución es una cuestión de que exista un cambio de conciencia social en cuanto al respeto y mantenimiento de los espacios públicos. Esto se ha convertido en un verdadero problema que afecta a muchas comunidades.

YouTube

¿Cuántas veces has sentido que tienes ganas de ir al baño y has aguantado las ganas porque tienes mil cosas que hacer o estas muy entretenido haciendo algo?, en una ciudad hay más posibilidades de acceder a un servicio de aseo previendo la situación en la que te encuentres y evitar orinar en plena vía publica, digan lo que digan, está mal visto y es desagradable.

¿Te parece que recibieron un buen merecido?, comparte este vídeo con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!