Un hombre atrae las miradas comprando artículos de higiene femenina – «Fue muy vergonzoso»

Hay temas que a pesar de los avances sociales aun siguen siendo un tabú en muchos países, y uno de ellos tiene que ver con los artículos de higiene femeninos.

Es por eso que Mohamad Farid, de Malasia, quiere crear consciencia sobre este tema que puede resultar un poco polémico. Los hombres pueden ayudar a las mujeres que menstrúan con las compras de los instrumentos de aseo personal y sanitario.

Para demostrarlo, Mohamad compró 100 paquetes de toallas femeninas y realizó una donación a las mujeres sin hogar, madres solteras y familias de escasos recursos. Parece mentira que, en estos tiempos aun existan temas naturales que generen controversias en la sociedad y una incomodidad injustificable.

El período menstrual de las mujeres es un evento mensual y natural, pero para muchos esto es un asunto del que cuesta conversar abiertamente.

Sin embargo, los períodos menstruales pueden traer dificultades para quienes los viven mes a mes, especialmente si son de escasos recursos. Y después de un año de pandemia aún más, muchas mujeres de la zona de Penang, en Malasia quedaron en una mala situación para comprar productos sanitarios femeninos durante el confinamiento.

Mohamad, como vecino de la ciudad decidió vencer los prejuicios y la vergüenza comprando 100 paquetes de compresas femeninas para donar.

Mohamad reveló que su intención era crear consciencia de que los hombres también pueden ayudar a las mujeres a comprar estos productos de necesidad vital para ellas.

Decidió publicar su historia en las redes y compartir algunas fotos suyas con el carrito de supermercado lleno de paquetes de compresas.

“Ok, listo. La primera experiencia de este tipo en mi vida. Fue un poco vergonzoso al comienzo, pero fui valiente. Esto es para ayudar a todas las mujeres de por aquí durante la temporada de confinamiento y restricción de movilidad”, dijo Mohamad.

Este hombre dijo que los 100 paquetes de productos higiénicos fueron comprados gracias a las donaciones públicas que recibió con la finalidad de repartirlos y regalarlos a las personas más necesitadas.

“Algunas personas me miraron sorprendidos, especialmente porque compré compresas en grandes cantidades. Sin embargo, mi intención original era ayudar a mujeres necesitadas, especialmente durante la etapa de control de movilidad, así que puse mi vergüenza de lado. Una amiga fue conmigo al supermercado y me ayudo hacer la compra, realmente fue más fácil de lo que pensé gracias a ella”, agregó Mohamad.

Mohamad comentó que espera seguir haciendo este tipo de donaciones en el futuro y motivar a que otros hagan lo propio, especialmente hombres.

Su acto de solidaridad ha generado muchos comentarios en las redes, no te vayas sin compartirlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!